lunes, 5 de marzo de 2018

Mira Lo Que Has Hecho, con un pan debajo del brazo



"¿Te puedes morir de no dormir, verdad"




Desde que se diera a conocer a nivel nacional de la mano del presentador Andreu Buenafuente hace más o menos una década Berto Romero ha ido ganándose poco a poco, y con todo merecimiento, el título de ser uno de los mejores cómicos de España. Casi siempre de la mano de su mentor y amigo, con el que aún hoy día sigue manteniendo una química inagotable, el catalán fue forjando su personalidad delante de las cámaras por medio de monólogos, sketches y gags que han desfilado por programas de televisión, vídeos virales y colaboraciones esporádicas en las que muestra no sólo su inabarcable vis cómica, sino también unas destacables dotes para la escritura de su propio material repleto de incorreción política, referencias a la cultura pop y "vivécdotas" de su propio día a día que reconvierte en material humorístico de confirmada eficacia que supera con nota el examen del paso del tiempo.




Fue en 2013 donde a propios y extraños cogió por sorpresa el hecho de que Berto Romero resultara ser también un excelente actor de comedia. Aunque ya había colaborado con breves papeles en largometrajes pretéritos no fue hasta que Javier Ruíz Caldera lo fichó para su divertida 3 Bodas de Más que descubrimos que hasta en la ficción cinematográfica es un dechado de simpatía y naturalidad. El resultado fue una nominación al Goya al mejor actor revelación y una carrera cinematográfica que no ha hecho más que ir en aumento con roles secundarios o protagónicos, algunos de ellos desopilantes, en producciones bastante exitosas como Ocho Apellidos Catalanes, Anacleto: Agente Secreto o El Pregón, en esta última junto a su amigo Andreu Buenafuente, así como interviniendo en experimentos impulsados en gran parte por él como aquella interesante, pero algo insípida, Algo Muy Gordo, que pasó bastante desapercibida.





En su afán por seguir abarcando medios y debido a que forma parte de la plantilla de la plataforma digital de pago Movistar + Berto Romero ha debutado como creador, guionista y actor principal en una serie televisiva semiautobiográfica, que es la que nos ocupa en esta entrada y de la que vamos a hablar a continuación. Inspirada en un libro editado por la productora El Terrat titulado Padre, el Último Mono en el que él colaboró y que en su momento dio forma al guión de una serie llamada Yo Soy Tu Padre, que finalmente no fructificó, Mira Lo Que Has Hecho es el resultado de aquel proyecto en el que Romero narra sus primeros pasos como padre primerizo afrontando tan complicada empresa junto a su mujer en la ficción, Sandra, una anestesista a la que da vida la actriz madrileña Eva Ugarte, que será su punto de apoyo cuando los problemas personales y profesionales de ambos comiencen a hacer mella en su día a día como progenitores de Lucas, que así se llama el recién nacido.




Los que seguimos a Berto Romero en televisión, Leit Motiv, y radio, Nadie Sabe Nada, conocemos, en la medida de lo posible, sus avatares como padre de tres niños y las anécdotas sobre su vida que ha ido aportando, sobre todo en el programa de Cadena Ser, siempre desde una perspectiva humorística. Muchas de estas situaciones, y otras ficcionalizadas, dan forma a los seis episodios de una media de veinte minutos que componen esta primera temporada de Mira Lo Que Has Hecho. El resultado es un producto que se mueve a placer entre la comedia y el drama ofreciendo pasajes de humor desarmante alternados con situaciones mucho más entregadas a las emociones, pero nunca cayendo en el sentimentalismo o lo lacrimógeno, de hecho la serie da lo mejor de sí misma cuando puede, en una misma escena, amalgamar humor y tragedia con resultados no sólo meritorios, sino en ocasiones cercanos a la genialidad.




Aunque el punto de partida de Mira Lo Que Has Hecho es el nacimiento del primero hijo de Berto y su esposa Sandra, dicha criatura no deja de ser una excusa, el McGuffin de la serie desde el punto de vista de la escritura para hablarnos, sobre todo, de la vida en pareja y cómo la paternidad puede trastocar, para bien y para mal, la convivencia entre dos personas que mantienen una relación sentimental. De hecho uno de los mayores aciertos del producto es que en casi ningún momento vemos el rostro del recién nacido, de esta manera se marcan las pertinentes distancias para que el espectador empatice totalmente con los protagonistas y la incómida situación en la que se ven envueltos sin subterfugios que nos hagan enternecernos con la presencia en primera persona del bebé. Esta acertada idea es la que nos confirma que Berto Romero y sus colaboradores quieren convertir a su alter ego en la ficción, y al personaje de Eva Ugarte, en el núcleo del relato sobre el que gravitarán el resto de secundarios y las situaciones que experimentarán.




Lo más curioso es que, aunque permitirá unos mayores niveles de empatía, no es necesario ser padre o vivir en pareja para identificarse con los protagonistas de Mira Lo Que Has Hecho. Por suerte los guiones escritos a seis manos por Rafael Barceló, Enric Pardo y el mismo Berto Romero destilan verismo, sorna y mucha naturalidad al sustentarse en situaciones que a cualquier tipo de espectador le resultarán reconocibles. El primer episodio, Legítimo Material Para Pajas, ya asienta las bases narrativas del producto, la puesta en escena medida y nada invasiva del cineasta Carlos Theron (Es Por Tu Bien, Impávido) y el tono del humor que perfilará la propuesta y que, como era de esperar, está muy influenciado por la stand up comedy tomando como referentes a maestros como Jerry Senfield, Lous C.K o Larry David, aunque en este sentido Romero no da tanta importancia a su faceta profesional como a la personal, algo que sí hacen los ya mencionados profesionales estadouniendenses.




Aunque ya hemos mencionado que la paternidad y su irrupción en la vida matrimonial de los protagonistas es el núcleo narrativo de la propuesta Romero y sus colaboradores abordan otros temas a lo largo de la media docena de episodios de los que consta esta primera temporada de Mira Lo Que Has Hecho. La relación de los humoristas veteranos con la irrupción de los exageradamente exitosos Youtubers adolescentes que vemos en el episodio Hotfire y donde el cómico hace un necesario y meritorio ejercicio de autocrítica por medio del desarrollo de dos líneas temporales diferentes que discurren paralelas, la relación con otros padres de niños recién nacidos a la que asistimos en Guardipapis con momentos descacharrantes como el del grupo de WhatsApp o la mala influencia de la familia a la hora de tomar decisiones con respecto a un primer hijo como el "bautizo obligado" que nos presentan en El Ocaso de Occidente son sólo pequeñas muestras de algunas de las situaciones más remarcables de las que está plagada la serie.




La elección del reparto es otro acierto mayúsculo de Mira Lo Que Has Hecho. Desde el cast de secundarios en el que encontramos a veteranos de sobrada valía como Mariano Venancio, Carmen Esteban o Chete Lera que se suman a excelentes actores de reparto de nueva hornada como los poco conocidos, pero muy reivindicables, Anna-Gras Carreño, Juanfra Juárez o Jordi Aguilar llegamos hasta un Berto Romero brillante que experimenta aquí con algunos registros nuevos para él en los que demuestra su versatilidad, siempre acompañada de una inevitable pátina de humor hasta en los momentos más incómodos, como intérprete principal. Pero si hay un descubrimiento que merece ser destacado en cuanto al equipo artístico ese es el de Eva Ugarte, una actriz impresionante que hace fácil lo difícil, destila una química impresionante con su partenaire masculino y ofrece por medio de la naturalidad y la cercanía un trabajo intachable que, esperemos, le abra muchas puertas dentro de la ficción audiovisual patria.




Mira Lo Que Has Hecho nos confirma que Berto Romero es un todoterreno que no se amilana con ningún desafío y que es capaz, desde la sencillez más desarmante, crear un producto con verdadero corazón que tan pronto nos hace carcajearnos hasta la asfixia como nos encoge el corazón con pasajes dramáticos que no resultarán ajenos a ningún tipo de espectador. En el proceso el cómico y sus colaboradores, delante y detrás de las cámaras, nos hablan de temas como la responsablidad, la madurez, la pérdida, el miedo al futuro e incluso la vejez, todo ello sin lamentaciones, sin golpes bajos desde una pespectiva emocional y sin intencionalidad alguna por sermonearnos, ya que los personajes que pueblan este microcosmos que nos es tan personal están repletos de debilidades, carencias y cometen tantos errores como cualquiera de nosotros a lo largo de nuestra propia vida. Ese último, y pletórico, episodio culmina un coito de casi tres horas que esperemos nos traiga buenas nuevas en una segunda temporada, porque esta primera se nos ha hecho terriblemente corta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario