domingo, 25 de octubre de 2009

La Huérfana, aunque la hormona se vista de seda...



Director:
Jaume Collet Serra (2009)
Guión: David Johnson y Alex Mace
Actores: Isabelle Fuhrman, Vera Farmiga, Peter Sarsgaard, Jimmy Bennett, Aryana Engineer, Margo Martindale, CCH Pounder, Rosemary Dunsmore





¿Habéis padecido alguna vez un cólico nefrítico? yo sí, es un dolor indescriptible, algunos dicen que parecido al del parto de una mujer, he sufrido un par de ellos y las pasé putas, molestías en los riñones y el miembro durante semanas. Bien, pues experimentar tal sensación de agonía no fue tan bárbaro y horrible si lo comparo con lo que he vivido hoy viendo La Huérfana, la tercera película del español afincado en Estados Unidos Jaume Collet Serra.



La Casa de Cera, la ópera prima de Collet Serra es una mala película, un simplista remake, pero realmente no era un producto tan horrible como se dijo en su momento. Era entretenida, con mala baba y tenía una recta final bastante lograda, aunque seamos sensatos, sus personajes, su guión, Paris Hilton y el resultado final que ofrecía, dejaban mucho que desear.



Desde Estados Unidos resonaban ecos de que La Huérfana demostraba que Collet Serra podia dirigir buen cine de terror, que lo de su anterior cinta había sido un error y que ahora había dado en la diana... mis cojones rebozados en salsa tártara. La Huérfana son dos interminables (aunque no aburridas) horas llenas de tópicos tan manidos, tan simples, tan repetitivos, tan pasados de moda que mi acompañante y yo los hemos ido desgranando uno a uno antes de que fueran sucediendo.




Pero lo peor, con mucha diferencia, es el final. Queriendo el director y los guionistas buscar una respuesta lógica a el comportamiento del personaje de Esther (una muy prometedora Isabelle Fhurman) dan forma al posiblemente más vergonzoso, risible, absurdo y ridículo cierre que se ha podido ver en una película de terror en muchos años, al enfrentarse el espectador a tal barbaridad fílmica en los últimos 10 minutos de metraje sólo puede reaccionar como lo he hecho yo, agachando la cabeza mientras me tapaba la cara con las manos.



Parece imposible, pero Collet Serra es un todoterreno del fusilamiento indscriminado y consigue en una misma cinta un mix que abarca La Semilla del Diablo, La Profecía, El Buen Hijo, Testigo Mudo, La Mano que Mece la Cuna, Amelie y joder, diría que hasta Sor Ye-Yé. Lo único que hace bien el catalán es llevar por buen camino a su reparto, algunas escenas con considerable mala hostia y un par de tomas logradas, que para colmo desentonan con el tufo a telefilm de sobremesa que desprende todo el producto.



La Huérfana es mala con premeditación y alevosía, es un producto que se nos ha vendido como original y rompedor, cuando es lo mil veces visto pero peor rematado. Creo que pasarán meses hasta que mi mente pueda borrar la imagen del doctor estonio contándole todo al personaje de Vera Farmiga con respecto a Esther, la niña huérfana con acento de Europa del este que protagoniza este engendro que si lo llego a haber visto en estado depresivo me hubiera incitado, indudablemente, a quitarme la vida de la manera más rápida y aséptica posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada