sábado, 10 de octubre de 2009

Plan Oculto, el hombre tranquilo


Director: Spike Lee (2006)
Guión: Russell Gewirtz
Actores: Denzel Washington, Clive Owen, Jodie Foster, Willem Dafoe, Christopher Plummer, Chiwetel Ejiofor, Carlos Andrés Gómez, Kim Director, James Ransone, Bernie Rachelle






Spike Lee es un gilipollas con matices, es decir, lo es indudablemente, pero su obra es necesaria, el de Atlanta, normalmente hace un cine que no pasa de interesante, pero su mirada, su compromiso, su tozudez y valentía, son parte del cine autor americano de los últimos 20 años y se agradece. Sus cintas en generals on obras cuanto menos interesantes, cosas como Clokers, Fiebre Salvaje o He Got Game son peliculas contestatarias, directas y sinceras, pero su estilo efectista y su preponderancia de la forma sobre el fondo (es el Oliver Stone negro diría yo) a veces juega en su contra.




Pero su gran cruz es que para reivindicar los derechos del pueblo afroamericano en su obra a criticado tanto al hombre blanco que al final él mismo parece un racista que no puede ver a un jodido lechoso ni de lejos y curiosamente una de sus dos obras maestras La Última Noche (25th Hour) pertenece a sus películas protagonizadas por blancos, su otra pieza de orfebrería es Malcom X pero esa es otra historia. Me centro en Plan Oculto, en esta cinta jodidamente bien narrada, correctamente interpretada y entretenida hasta el asco, Lee ha vendido su culo a Hollywood, ojo, es una pieza genial dentro del cine de robos a bancos y secuestros, me ha sorprendido gratamente por su excelente guión y sus resueltos diálogos, la cinta guarda algunos detalles del discurso personal del director de Haz lo que Debas pero pocos, muy pocos.




A diferencia de Wong Kar Wai o David Cronenberg, Lee si ha tenido que ceder mucho y ocultar debidamente su personalidad como autor para enfatizar su etilo artesanal al meterse en presupuestos más grandes e introducir su visión en el cine de género. El resultado es una película de acción que para sí la quisieran rodar los supuestos profesionales del thriller americano que pululan por Hollywood, pero esto no es una cinta de Spike Lee ni de coña, está bien rodada (abusando de picados y grúas un tanto pero todo perdonable) y no es una película de la que su director deba renegar ni mucho menos, es un paso más en su carrera, pero su discurso de izquierdas, su carga política y social aquí no está ni por asomo, porque lo del pasado oscuro del personaje de Christopher Plummer es una chorrada que puede aparecer en cualquier película de acción de John McTiernan y nadie le daría la más mínima importancia.




Hasta el mismo Lee notó que había cedido demasiado y después de hacer esta cinta se embarcó en un documental llamado When the Levees Broke: A Requiem in Four Acts de 4 horas sobre el Katrina y los estragos que produjo tal huracán en New Orleans, como queriendo volver a ser el de antes, el tocahuevos, el subversivo, el político, el que le dice sandeces a Steve Spielberg y a Clint Eastwood por no meter personajes negros en sus cintas bélicas, el que no se ha puesto en pompa con las nalgas hacia la meca del cine, cosa que me parece una gilipollez ya que todos los directores de cine independiente americano alguna vez han cedido al canto de sirena de las majors y el mismo Lee no es tan importante como para que nos preocupemos o nos comamos la cabeza por tal cosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada