lunes, 8 de marzo de 2010

Crash, la teoría del big bang


Título Original: Crash (2004)
Director: Paul Haggis
Guión: Robert Moresco & Paul Haggis
Actores: Sandra Bullock, Don Cheadle, Matt Dillon, Jennifer Esposito, William Fichtner, Brendan Fraser, Terrence Howard, Ludacris, Thandie Newton, Ryan Phillippe





Es curioso el caso de mi relación con la ópera prima de Paul Haggis como director. Cuando la vi me pareció una obra brutalmente sobrevalorada que no explotaba todas sus posibilidades como relato de historias cruzadas. Siempre defendía que aquel año en el que ganó el Oscar cualquiera de las otras nominadas, Munich, Brokeback Mountain, Buenas Noches y Buena Suerte y Truman Capote, eran muy superiores a ella. Sigo pensando practicamante igual (anque ahora no la veo peor que la cinta de Bennet Miller sobre el escritor de A Sangre Fría) pero en su segundo visionado, después de 5 años, me ha parecido considerablemente mejor que cuando la degusté la primera vez.




Crash no está al nivel de cintas sobre historias entrelazadas como Magnolia de Paul Thomas Anderson o Vidas Cruzadas de Robert Altman, pero hoy la veo como una cinta bien construida, mejor escrita y mucho más sincera de lo que yo creía. La dirección de Paul Haggis es muy profesional no sólo para un debutante en los largometrajes, también es especialmente segura de sí misma para un señor que sólo había hecho series de tres al cuarto y más si tenemos en cuenta que fue uno de los creadores de Walker Texas Ranger, que no es moco de pavo. Más tarde en la inmensa En el Valle de Elah confirmaría que es un director que puede codearse con los grandes, pero de esa obra ya hablaré en otro momento.




La ópera prima de este canadiense cienciólogo es un tratado sobre la ciudad de Los Ángeles, pero se podría haber narrado en cualquier otra gran urbe ajena a Estados Unidos. Según el guionista de Million Dollar Baby el hombre es bueno por naturaleza, pero está lleno de prejuicios, intolerancia y sobre todo miedo. Es el medio en el que se mueve, la incomunicación, lo que lo covierte en un ser egoista, huraño y malencarado. Crash toca con acierto pero no demasiada profundidad la diferencia de clases, la pobreza, el racismo, el tráfico de influencias, ciertamente no crea un tratado sobre como afrontar tales males, pero los analiza y disecciona con acierto.




Me llama la atención la implicación de los actores, la complicidad entre guión y dirección, esas dos inmensas escenas como son la del rescate en el accidente y la del personaje de Michael Peña con su hija en la puerta de su casa y sobre todo el hecho de que lo que antes ma parecía maniqueo me resulte ahora humilde, sincero, juicioso. Crash no marcará época, me sigue pareciendo inferior a las películas de Steven Spielberg, Ang Lee o George Clooney que he mencionado antes y me sigue resultando una gilipollez supina que Haggis robara el título a una película que ya estaba hecha. Pero me desdigo de la mayoría de improperios que le dediqué en su momento, a día de hoy miro de otra manera la cinta que nos ocupa, una interesante obra que ganará con los años y que merece ser revisitada para evaluarla como un interesante análisis del hombre occidental con sus defectos y virtudes, sus luces y sus sombras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada