sábado, 16 de octubre de 2010

A Serbian Film, ese cobarde bastardo



Título Original: Srpski Film (2010)
Director: Srdjan Spasojevic
Guión: Aleksandar Radivojevic y Srdjan Spasojevic
Actores: Srdjan Todorovic, Sergej Trifunovic, Jelena Gavrilovic, Katarina Zutic, Slobodan Bestic, Ana Sakic, Lena Bogdanovic, Luka Mijatovic, Andjela Nenadovic




La Naranja Mecánica, Irreversible, Saló y los 120 Días de Sodoma, Martyrs, Anticristo son sólo algunos ejemplos de cine polémico, crudo, incómodo, en algunos de los casos hasta censurado. Un tipo de celuloide portador de escenas impactantes, grotescas, explícitas, bestiales y en ocasiones (para alguna clase de espectador) hasta cierto punto insoportables. Todas ellas a parte de su estética o trasfondo subversivo tenían algo cinematográficamente que ofrecer, que las hacía interesantes, que justificaba tan directo tratamiento a la hora de abordar un tema tan universal y antiguo como el mismo hombre. La violencia.




Un análisis distópico sobre una violencia ya institucionalizada en la sociedad, un retrato acerca de la necedad de la venganza ciega mostrándola como un error fatal, una visión cruel sobre el doble rasero de la aposentada Italia fascista de Mussolini, un grupo de aburguesados que quieren experimentar por medio del dolor ajeno cuales son los límites humanos y existenciales de la tortura física o una mirada perversa y misógina sobre la psicología femenina. Todos esos films (unos más, otros menos) artísticamente o en otro aspecto, nos mostraban que aquel peligroso concepto de que el fin justifica los medios, a veces, aunque bien pocas, puede ser una inquebrantable verdad. Por eso lo que se ve en pantalla en ocasiones en A Serbian Film no tiene razón de ser, porque cinematográficamente no ofrece nada nuevo o minimamente enriquecedor para el espectador.




No voy a hablar desde el asco o la rabia sobre A Serbian Film. Ya que buscando en la red he leído varias críticas de personas que tras haber pasado un verdadero calvario al ver el film se obcecan en ignorar análisis crítico alguno y sólo quieren lanzar exabruptos contra la obra y su director, el debutante Srdjan Spasojevic. No les culpo por ello. Yo voy a ser todo lo objetivo que pueda, en principio porque si hablamos en un plano que evalúe cinematrográficamente la obra no es tremendamente mala, pero sí muy mediocre, totalmente carente de personalidad, efectista y sobre todo cobarde, muy cobarde, tanto como su propio director.




Con la ópera prima de Srdjan Spasojevic ya no se puede hablar de ese sano ejercicio, que un servidor practica, de ver cual es la nueva barbaridad que alguien pone en pantalla y si se es capaz de aguantar la mirada sin retirarla por la repugnancia o el asco, ya no es cuestión de tener estómago (la película en un par de ocasiones incomoda, pero a la media hora la retina apenas tiene recuerdo visual alguno de esas escenas, en mi caso al menos), el problema con A Serbian Film es que ya se adentra en terrenos más serios y complicados, los de la ética y la moral.




El espectador con algo de inteligencia ya no valora los límites de la crudeza de las imágenes y el impacto que las mismas puedan causar en él, sino cuáles son los motivos o inquietudes para que el director las ponga de esa manera en pantalla o cuáles son sus razonamientos para darles ese tratamiento. A Serbian Film traspasa varias líneas dentro de ese peligrosa tierra con el único fin de causar repugnancia y asco sin ampararse en justificación creativa alguna, sólo entregándose a la provocación por la provocación por el camino más fácil y execrable, el de ir un poco más allá de dónde han llegado otros previamente con el único motivo de dar que hablar.




A Serbian Film trata sobre un actor porno retirado que vuelve al negocio animado por un director que le paga una sustanciosa suma por hacer un tipo de cine para adultos "diferente" con aspiraciones más artísticas, pero sin comentarle previamente que clase de película va a protagonizar. Esta excusa argumental le sirve a Spasojevic para introducir a su criatura en una espiral de depravación y violencia que no parece tener fin y si el personaje interpretado por Srdjan Todorovic no fuera tan inane podríamos hablar de que sus pulsiones son muy parecidas a las del James Ballard al que daba vida James Spader en la genial Crash de David Cronenberg. Hasta aquí nada del otro mundo dentro de este tipo de cine.




El problema reside cuando el director aborda el tema de la pederastia, no porque la introduzca en la trama (otros autores tales como Todd Solondz, Gregg Araki o Gus Van Sant la han tratado de manera cruda pero acertada y siempre en off) sino por como la expone en pantalla, que no es ni más ni menos que con un gratuito sensacionalismo que no está justificado de ninguna manera. Spasojevic cruza la línea de la obscenidad en un par de ocasiones con respecto a la pedofilia mostrando dos escenas de sexo con menores que rebasan lo admisible, la del parto y la de la escena final del film.




Pero como ya he comentado no es necesario ser tan explícito, ni siquiera está justificado en la trama o la enriquece de manera alguna, es más, si se abordara de manera menos directa, si dichas secuencias se dejaran a la libre imaginación del espectador, en el caso de que fueran vitales para el desarrollo de la trama (que no lo son) serían mucho más efectivas en el plano cinematográfico. Pero claro, como ya he dicho al director le importa una mierda la construcción de su película, lo único que quiere es utilizarla como una innecesaria arma arrojadiza.




Todo este afán por asquear, por rebasar límites, por mostrar en pantalla escenas que para algunas personas llegan a ser no ya insoportables sino impensables delatan al director y nos dejan claro una verdad inamovible. Srdjan Spasojevic tiene un complejo de inferioridad alarmante, está tan poco seguro de tener aptitudes adecuadas como cineasta que tiene que hacer un uso de resortes innecesariamente polémicos para tener algo que contar, porque es un hecho que la historia es una necedad de proporciones incalculables que no aporta nada en ningún plano, pero ahí viene lo peor, como voy a comentar a continuación.




Spasojevic es un inútil y un cobarde, pero no un gilipollas ni un ingenuo por eso en un momento dado del film introduce una secuencia burda, torpe y mal insertada en la que el personaje de Vukmir (el malvado y demente director de cine porno) suelta una perorata sobre que lo que él realmente está haciendo no es cine para adultos, sino un tratado sobre como devolver la vitalidad y el raciocinio la familia tradicional serbia que pasa por un alarmante momento de decadencia en la actualidad.




Tan balbuceante y soporífero mensaje es la insostenible excusa que tanto el director como los defensores de su film utiilizan para decir que A Serbian Film tiene un trasfondo mucho más profundo de lo que parece y que en verdad es un tratado de como ese país ha perdido la cordura tras la guerra de los balcanes, cuando la realidad es otra y la misma nos dice que lo más trascendente que nos plantea la obra que nos ocupa es dar una visión ultraconservadora del mundo de la pornografía aderezadándola con todo tipo de arbitrariedades gratuitas sobre parafilias enfermizas dentro del plano sexual que no aportan nada a la historia siendo tratadas de esa manera tan innecesaria.



A Serbian Film no es ni de lejos la película más impactante que he visto en mi vida y a pesar de las escenas mencionadas he visto cosas peores, en cine y en cualquier telediario. Aunque no la considero una verdadera mierda como película, nada en ella me incita a recomendar su visionado, no porque posiblemente existan pocos espectadores que la soporten o que incluso la disfruten (que los hay, os lo puedo asegurar) sino porque pura y llanamente no me parece buen cine. Dejando a parte su grotesca propuesta, su innecesaria morbosidad, que podía haberse tratado de otra manera y de que la película es amoral y pretenciosa lo más grave no es eso.




Lo peor es que contrariamente a lo que piensan algunos, Srdjan Spasojevic no es un enfermo ni un demente, es simplemente un oportunista sin virtud alguna como narrador que ha encontrado lo que buscaba, que el público hable de su obra. Un producto que mañana mismo hasta yo podría superar en visceralidad haciendo algo tan sencillo como mostrar un poco más de lo que se ve durante su metraje. Pero eso no tiene mérito, es una cobardía, una muestra de escaso talento, en resumidas cuentas, lo que A Serbian Film es, una chorrada de campeonato que produce más risa y pena que asco o indignación, sólo eso.


15 comentarios:

  1. http://www.elpais.com/articulo/cultura/fiscal/denuncia/director/Festival/Sitges/elpepucul/20110305elpepicul_6/Tes

    La tontuna humana no tiene límites.

    ResponderEliminar
  2. Esta es la segunda nota que leo sobre este film y ciertamente paso, no es para mí en absoluto. Más allá que lo que explicas excelentemente me dice que puedo prescindir de ella, lo cierto es que no imagino cómo esas dos escenas que instaron a la denuncia que ponen en el comentario anterior pudieron rodarse. No quiero ni pensarlo ni imaginarlo.

    ResponderEliminar
  3. Lo de la denuncia ha sido una tremenda exageración por parte de la justicia española, a mí me ha causado vergüenza ajena.

    Es del todo viable que la gente se impacte o reniegue de esas escenas (a mí me parecen innecesarias), pero hablamos de ficción, de algo que no es real.

    Es decir, no se usaron niños en esas escenas. En la del bebé se usó un muñeco (y ni siquiera se ve mucho, porque encima da mucho el cante) y en la del niño se usaron unas piernas de látex y un primer plano del niño que se rodó a parte de esa escena en la que el crío no tomó parte, como es lógico. Por último mencionar que esas escenas son mostradas de manera que no se glorifican, todo lo contrario, se condenan y se muestran como lo que son, aberraciones sexuales (el mismo protagonista vomita al ver la del bebé).

    A mí me parecen escenas malas pero porque no aportan nada a la cinta ni argumental ni cinematográficamente y porque muestran demasiado. Pero de ahí a que se acuse al director o a Ángel Sala, director del festival de Sitges donde se proyectó la película, de pornografía infantil hay un enorme trecho y el hecho me parece ínfame.

    Debemos ser lo suficientemente inteligentes para diferenciar ficción de realidad y sobre todo informarnos de como se rodaron esas escenas.

    De todas formas desaconsejo el visionado de la película más que por su impacto gratuito por sus nulas virtudes cinematográficas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Armin, por supuesto que hay que diferenciar! y lo de la denuncia, vamos, deja más paso a la propia publicidad del film que otra cosa; pero son cosas que siempre pasan, aquí en Argentina por ejemplo han decidido no estrenar Melancholia por los comentarios de su director en Cannes y ahora los que nos jodemos somos nosotros y más con un film que ni toca el tema del holocausto! Siempre están los extremistas. Lo que yo apuntaba es justamente a lo fuerte de las imágenes que debe tener este film, que imagino por Dios! que habrán sido filmadas como dices que sino sí sería para denunciar, claro.

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón, Pabela.

    Yo lo tengo claro, la mejor manera de luchar contra el mal cine (para mi A Serbian Film lo es) no es censurándolo, ni denunciando a sus creadores por hechos que ni siquiera son reales, sino por medio de críticas y el boca boca, es decir, dando opinión sobre ella y si la misma afirma que no es una buena película, que se haga escuchar.

    No sabía que habían llegado en Argentina a tanto como para prohibir el estreno de Melancholia por las declaraciones de Von Trier en Cannes, unas palabras del director danés que sí, fueron desafortunadas e inoportunas, pero que también la prensa especializada y el mismo festival engrandecieron hasta lo insultante. Pero vosotros como espectadores no debéis pagar por ese malentendido y como bien dices tú, con una película que no tiene nada que ver con Hitler o el holocausto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. diferentes película veo algo más, no es sólo un montón de imágenes macabras, yo veo una crítica a los cánones establecidos en el cine, así cómo el planteamiento de unos valores morales diferentes. Reduces la película a la imagen más visible de la misma sin nisiquiera analizar el contexto y el entorno de esta.

    ResponderEliminar
  7. Es que mi problema es que el contexto me parece una excusa para que Srdjan Spasojevic pueda poner imágenes en pantalla inncesariamente explicitadas que incluso en off quedarían más efectivas. Son las formas las que no me convencen en A Serbian Film más que el fondo, el problema es que por mucha crítica que pueda haber en el mismo este se ve devorado por la efectista puesta en escena del director e imágenes de impacto gratuitas. De todas formas sigo estando en contra de la demonización que se hizo en su momento tanto de la obra como del director sabiendo que hablamos siempre de ficción.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Sos desastroso redactando Armin, me dolieron los ojos leyendote.

    ResponderEliminar
  9. Mándame la factura del oculista, que no se diga que no miro por mis lectores.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices que A Serbian Film no tiene razón de ser, entonces me toca a mí decirte que más equivocado no puedes estar, ya que más que ser un film que busca mostrar a sus espectadores escenas sangrientas, violentas, sexualmente explicitas, pedofilía incluso, o que Srdjan Spasojevic se proponía al escribirla y dirigirla era hacer una película que fuera muy impactante, que creara polémica y que dejara a todos con la boca abierta por sus escenas tan "fuertes" ya que igual de fuerte es la situación que hay en Serbia.
      Sí conocieras un poco del contexto cultural del país (que por tu crítica supongo que no estás enterado), te darías cuenta que la película es una completa crítica a la sociedad Serbia de post-guerra, a las crisis económicas por las que el país a estado atravesando, el aprovechamiento de las industrias cinematográficas que sabiendo la situación de Serbia se han dedicado a explotarla, monopolizando casi todo el campo del cine, impidiendo que los cineastas nacionales tengan su oportunidad de ser reconocidos. Lo que Srdjan Spasojevic hizo con A Serbian Film no fue tratar de herir la susceptibilidad de la audiencia, sino mostrar una realidad, una bastante cruda pero que por desgracia no sucede solo en Serbia sino en muchos lugares del mundo.
      Te explicaré un poco mejor: Milo, el personaje principal y actor porno no representa únicamente a un tipo que fue utilizado y drogado para que cometiera bajezas y faltara a su moral, Milo en realidad representa el hombre de familia serbio, que en su desesperación por sacar a su familia adelante, luchando contra la pobreza (porque como bien has de recordar el actor se ve obligado a volver al trabajo para mantener a su familia) acepta cualquier trabajo que tenga que realizar con tal de conseguir un poco de dinero. Los "policías" que lo acompañan todo el tiempo durante la filmación representan la corrupción por parte del gobierno. El director Vukmir, representa a las industrias de cine extranjero a las que no les importa lo bajo que tengan que llegar para conseguir firmar sus películas o sobre quién tengan que pasar, Vukmir es todo lo malo que se encuentra en el cine, a corrupción, la ambición, lo pervertido... Y de la pornografía infantil (que en realidad no es pornografía, ninguna escena de la película lo es, ya que los actores solo simulan tener sexo, pero en ningún momento hay alguna clase de penetración, en fin todo es fingido) pues ni se diga, eso lamentable ocurre en todas partes del mundo y Serbia no es la excepción en cuanto al crimen organizado que utiliza la prostitución infantil como un negocio.
      Me tardaría demasiado tiempo intentando explicarte cada uno de los puntos del por qué ésta película en realidad sí tiene mucha razón de ser, del cual creo que ni tú ni yo deseamos perder. Por lo cual estimado Armin te sugiero que primero leas o investigues un poco del contexto cultural que hay en Serbia y luego vuelvas a ver la película y ahora sí realices un análisis crítico de ella, porque me temo que lo escribiste allá arriba no lo es.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Dices que A Serbian Film no tiene razón de ser, entonces me toca a mí decirte que más equivocado no puedes estar, ya que más que ser un film que busca mostrar a sus espectadores escenas sangrientas, violentas, sexualmente explicitas, pedofilía incluso, o que Srdjan Spasojevic se proponía al escribirla y dirigirla era hacer una película que fuera muy impactante, que creara polémica y que dejara a todos con la boca abierta por sus escenas tan "fuertes" ya que igual de fuerte es la situación que hay en Serbia.
      Sí conocieras un poco del contexto cultural del país (que por tu crítica supongo que no estás enterado), te darías cuenta que la película es una completa crítica a la sociedad Serbia de post-guerra, a las crisis económicas por las que el país a estado atravesando, el aprovechamiento de las industrias cinematográficas que sabiendo la situación de Serbia se han dedicado a explotarla, monopolizando casi todo el campo del cine, impidiendo que los cineastas nacionales tengan su oportunidad de ser reconocidos. Lo que Srdjan Spasojevic hizo con A Serbian Film no fue tratar de herir la susceptibilidad de la audiencia, sino mostrar una realidad, una bastante cruda pero que por desgracia no sucede solo en Serbia sino en muchos lugares del mundo.
      Te explicaré un poco mejor: Milo, el personaje principal y actor porno no representa únicamente a un tipo que fue utilizado y drogado para que cometiera bajezas y faltara a su moral, Milo en realidad representa el hombre de familia serbio, que en su desesperación por sacar a su familia adelante, luchando contra la pobreza (porque como bien has de recordar el actor se ve obligado a volver al trabajo para mantener a su familia) acepta cualquier trabajo que tenga que realizar con tal de conseguir un poco de dinero. Los "policías" que lo acompañan todo el tiempo durante la filmación representan la corrupción por parte del gobierno. El director Vukmir, representa a las industrias de cine extranjero a las que no les importa lo bajo que tengan que llegar para conseguir firmar sus películas o sobre quién tengan que pasar, Vukmir es todo lo malo que se encuentra en el cine, a corrupción, la ambición, lo pervertido... Y de la pornografía infantil (que en realidad no es pornografía, ninguna escena de la película lo es, ya que los actores solo simulan tener sexo, pero en ningún momento hay alguna clase de penetración, en fin todo es fingido) pues ni se diga, eso lamentable ocurre en todas partes del mundo y Serbia no es la excepción en cuanto al crimen organizado que utiliza la prostitución infantil como un negocio.
      Me tardaría demasiado tiempo intentando explicarte cada uno de los puntos del por qué ésta película en realidad sí tiene mucha razón de ser, del cual creo que ni tú ni yo deseamos perder. Por lo cual estimado Armin te sugiero que primero leas o investigues un poco del contexto cultural que hay en Serbia y luego vuelvas a ver la película y ahora sí realices un análisis crítico de ella, porque me temo que lo escribiste allá arriba no lo es.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Muy bien razonado todo lo que planteas Karina y aciertas en mucho de lo que planteas con tu exposición, pero sigo sin estar de acuerdo con lo que has escrito.

      Ya he leído varias veces para defender una película como A Serbian Film que supuestamente todo lo que plantea es una síntesis, una alegoría de lo que sucede en el país después de lo que aconteció en la Guerra de los Balcanes y aunque a mí me parece que eso es la excusa que usa Srdjan Spasojevic para exponer lo que expone en pantalla apelando a una falsa crítica social y política, incluso yo llegaría a aceptarlo como espectador si no fuera porque lo que mata a una película como la que nos ocupa son "sus formas".

      Se puede hablar de todo lo que me has comentado en un largometraje sin llegar a las innecesarias cotas de explicitud a las que llega A Serbian Film de la manera más gratuita del mundo, se puede hacer un furibundo retrato de un país y su sociedad sin mostrar tanto en pantalla, sin la necesidad de decapitar a una mujer en pleno acto sexual (escena que de tan exagerada a mí en su momento me causó más risa que terror) o incluir escenas de pedofilia muy gráficas, ahí, como sucedía con Saló y loa 120 Días de Sodama, de Pasolini, es cuando todo el mensaje que quiere transmitir el director se va al carajo porque su "forma" devora de manera inmisericorde a su "fondo" de modo que para mí lo único que queda es pura provocación gratuita que, por otro lado, no debió de armar tanto escándalo en su época ni demonizar tanto a los autores de la película.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  10. Nuevamente Armin, contexto cultural, al hacer su película Srdejan Spasojevic no solo está criticando, ni siquiera burlando, sino que está escupiendo justo en la cara de todo lo malo que él considera que hay en las industrias cinematográficas y en lo que al país se refiere, su objetivo, no era simplemente hacer una película que mostrara todo eso, sino hacer una película que fuera tan brutal que no pudiera pasar desapercibida, por así decirlo, como puedes ver obviamente lo logro. Si él hubiera querido hacer simplemente un fim que mostrara todo eso sin recurrir al gore pues por supuesto que hubiera podido hacerlo pero no, él quería lo brutal, hacer algo diferente, que lo diferenciara de todo el "cine serbio" que hasta la fecha se ha realizado.
    Por ejemplo, el titulo, solo eso, A Serbian Film, un Film Serbio pues, aparte de que para Spasojevic no existe un verdadero "cine serbio" porque todo proviene de industrias extranjeras éste es repetitivo, monótono y hasta predecible, no tiene nada nuevo, sus guiones siguen las mismas estructuras, en fin no es innovador y él quería cambiar eso lo cual también logro.
    ¿Estas acostumbrado a ver cine gore?
    Por "incluir escenas de pedofilia muy gráficas" supongo que te refieres a la escena del parto, pero no, déjame decirte que la película no contiene pedofilia ya que lo que vemos en la pantalla ni siquiera es un bebé de verdad, si detienes la película justo en esa escena te vas a dar cuenta que el vientre hinchado de la mujer, el parto en sí, el muñeco que simula ser un bebé, la penetración de éste, TODO ES FALSO, no hay ninguna escena de pedofilia en A Serbian Film por el simple hecho de que si lo hubiera el director, los actores y toda la producción ya estarían en la cárcel, no hay ningún tipo de pornografía en A Serbian Film, hay simulación de pornografía, hay insinuaciones y otras escenas que dejan mucho a la imaginación del espectador. La escena donde dices que te reíste en ningún momento pretende causar terror y en lo personal a mí ésta escena así como la del parto me parecieron cinematográficamente hablando hermosas, por el manejo de luces, de tomas de cámara y por el contexto semiótico que estás encierran.
    El guion que tan malo te parece por estas insinuaciones al sexo te recuerdo a sido ganador a muchos premios que sí por supuesto que se merece, ¿por qué? Por qué sigue las estructuras de Vogler, Syd Field, Prop, los personajes están bien desarrollados y sigue un ritmo, por qué muestra una realidad de una manera muy cruda, tan cruda como realmente es y en ningún momento intenta suavizarla, su análisis es difícil, pero sus plott point están bien definidos, contiene un personaje principal, un protagonista, un mentor, una sombra, aliados y enemigos, un antagonista como el que muy pocos han logrado hacer. Así como muchos otros elementos que me tardaría en nombrar pero que lo hacen merecedor de todos y cada uno de los premios que ha ganado. Así que no, el mensaje no se va "al carajo" y el guion no esta para tirarse a la basura, al contrario, es un excelente guion y una excelente película con la que se hizo mucho con poco presupuesto y sin ningún tipo de apoyo extranjero.
    A Serbian Film es en todo sentido (cinematográfico, semiótico, por donde quieras verlo) una excelente película no apta para cardíacos, muchos la han calificado
    de ser demasiado fuerte (en el mejor de los casos) pero no, la película no es fuerte, solo es un film que atenta demasiado contra los tabúes y prejuicios de una sociedad demasiado doble-moralista a la que no le gusta ver retratada su realidad tal y como es.

    ¡Saludos!

    Ah casi lo olvidaba, yo me reí en la escena del parto: ¡PORNO DE RECIÉN NACIDOS! Tienes que reconocérselo, el tipo estaba loco pero era todo un visionario ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karina, cuando menciono que las escenas de pedofilia son muy gráficas evidentemente no me refiero a que sean escenas reales, nada más lejos de la realidad, aunque yo no conecte con la película seguimos hablando de arte y ficción, puede que un arte y una ficción que a mí no me llegan, pero en ningún momento hablo de que dichos actos sean reales, de hecho cuando al estrenarse el film en el Festival de Sitges llegó a los tribunales por supuesta "incitación a la pederastia" yo me eché las manos a la cabeza, no sólo porque no hay una sola escena real en la cinta relacionada con el tema, sino porque el par de secuencias que abordan la pedofilia en ningún momento la glorifican, todo lo contrario.

      Co respecto al resto de tu mensaje volvemos a que cada uno tiene su punto de vista. Expones muy bien tus ideas y de manera convincente, pero yo sigo viendo un largometraje hipertrófico, histriónico, innecesariamente gratuito (sí, soy muy aficionado al cine gore, he visto obras mucho más crudas que A Serbian Film, pero aquí vuelvo a que son las formas las que a mí no me convencen del conjunto cinematográfico de Spasojevic). Por mucho que traten de hablarme de la monopolización del cine en Serbia, de los restos físicos y morales de un país tras tiempos de guerra, desde mi punto de vista, todo queda reducido a pura estética violenta y provocadora que sepulta todo su ideario por querer impactar al espectador. Ya que a lo largo de mi vida he visto otras cintas que abordan temas tabú sin hacer prisioneros (desde obras maestras sociales y políticas como La Naranja Mecánica como piezas escatológicas con temática satírica o crítica como la muy maldita Sweet Movie) pero me parecen obras más interesantes artísticamente que A serbian Film.

      Y ya por último el tema de los premios. Los galardones son muy subjetivos, que una cinta reciba reconocimiento por parte de festivales o la prensa especializada no la tiene que hacer obligatoriamente buena (tampoco mala, lógicamente) todos los años reciben incontables premios mediocridades que realmente no merecen dichos elogios, pero ahí una vez más volvemos al terreno de los gustos y las opiniones. De modo que comprendo que A Serbian Film haya recibido premios en distinto tipo de festivales cinematográficos, pero desde mi punto de vista, personal e intransferible, no los merece.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Pd: Yo también me reí con la exagerada secuencia del NEW BORN PORN!, de hecho se notaba claramente que el bebé era un muñeco de juguete, lo que evidentemente confirma lo que ya hemos comentado de que todo es ficción.

      Eliminar
  11. Ok, mi culpa, no me explique bien:
    En lo que a escenas de pornografía infantil gráficas o explicitas me refiero, es a que no hay ya que porque el contar en la producción con una escena como está significaría el mostrar la violación de un niño en vivo, cosa que nunca se muestra en A Serbia Film, solo se hacen insinuaciones a ésta que el espectador entiende porque está siguiendo la historia, si otra persona llegara justo en el momento de la escena del parto donde se simula la penetración no la entendería fácilmente, cosa que si suele suceder cuando una escena es explicita o demasiado gráfica.
    Por otra parte, podría volverte a repetir todos los argumentos y muchos más de por qué Srdjan Spasojevic hizo éste tipo de película y no una más light donde mostrara los argumentos ya expuestos, pero para no hacerlo y resumir lo que el director ha dicho en las entrevistas que a concebido: él solo quería ver arder el mundo. Y lo logro. Por lo cual no creo que tenga caso que sigamos discutiendo eso, ni tú me vas a convencer a mí ni yo a ti.
    En mi opinión, Srdjan Spasojevic es un buen director, joven y que cuenta con mucho talento (no un enfermo o pervertido como muchos lo han catalogado de los cuales creo y espero que tú no seas uno) y por supuesto tanto él como su película se merecen todos los premios que hasta ahora han ganado. La razón por la que A Serbian Film los ha ganado al igual que muchas otras películas que yo tampoco considero buenas no es porque su historia en sí sea buena o no (que en éste caso a mí punto de vista sí lo es) sino por todos los elementos cinematográficos que expuse en mi anterior comentario y otros tantos con los que ésta película sí cuenta (actuaciones, estructuras de los guiones, desarrollo de los personajes, contexto cultural, histórico, tomas de cámara, ejes, secuencias... etcétera, lee las bases).

    Pero bueno, lo repito es inútil discutir, jamás estaremos de acuerdo.

    Saludos.

    ResponderEliminar