jueves, 25 de junio de 2009

El Truco del Manco, a tientas, coño, si hace falta te levantas y avanzas



Título Original El Truco del Manco (2009)
Director Santiago A, Zannou
Guión Santiago A. Zannou e Iván Morales
Actores J. M. Montilla "El Langui", Ovono Candela, Javier Iglesias Bustamante, Elio Sagües





El cine español es normalmente acusado de dedicarse casi en su totalidad a realizar comedias constumbristas o chuscas (qué mal digirieron muchos de nuestros cineastas la picaresca de Cervantes, el esperpento de Valle Inclán o los entremeses y sainetes de Arniches, por dios), cine de la guerra civil o dramas urbanos.




Este último género, unas veces más y otras menos, normalmente siempre nos da buenos resultados, la ópera prima de Santiago A. Zannou protagonizada por El Langui, cantante del grupo de Hip Hop español La Excepción afectado por una minusvalía que le dejó semiparalizados brazos y piernas desde su infancia, se adscribe a este estilo de cine y no es una muestra buena del mismo, es posiblemente de las mejores jamás rodadas.



El Truco del Manco es un retrato de la miseria, los barrios más desfavorecidos y los desheredados que habitan en el extraradio barcelonés, un fresco de la España real, en la que conviven drogadictos, mafiosos, pandilleros y ladrones, la que se muere de hambre sin que ningún gobierno de derechas o izquierdas haga nada por ella.





Zannou, que es de origen africano, refleja en el film vivencias propias y prestadas de familiares y amigos (gitanos, negros, árabes) durante su infancia en Carabanchel y su adolescencia en Barcelona. Su dirección es magistral para un debutante, el mismo realizador habla de Los Olvidados, el clásico del maestro Luis Buñuel, como inspiración, aunque yo personalemente veo más a Ken Loach y al Mathieu Kassovitz de El Odio, su guión es excelente así como los conseguidísimos diálogos.




Del reparto (no había visto uno que en general estuviera tan natural y conseguido en nuestro cine desde El Bola de Achero Mañas) destacan los dos protagonistas. Lo de El Langui es bestial, desde la primera escena de la bañera (que abre el film y te da la primera en la cara con fuerza) el tío se entrega de manera sobrehumana, su papel huele a autobiografía a kilómetros y hace que el Mickey Rourke de The Wrestler parezca artificial, el amigo de Carabanchel se llevó dos Goyas, al mejor actor revelación y a la mejor canción original, es solo verlo gritar, reír o cabrearse y el tipo transmite una increíble sensación de autosuperación y unas sinceras ganas de vivir, pero que nadie se coma de vista al desconocido Ovono Candela, que le da la réplica al amigo Juan Mamuel de manera soberbia y hace un trabajo magistral, su visita al camello es de lo mejor de la cinta.




El Truco del Manco es un excelente, crudo y muy sincero drama social a ritmo de hip hop, que incluso supera a obras del mismo estilo, tan memorables, como 7 Vírgenes de Alberto Rodríguez o Barrio de Fernado León de Aranoa. El Cuajo y Alfredo nos muestran que nunca hay que dejarse vencer, que por mucha mierda que nos hagan tragar, por mucho barro por el que nos quieran arrastrar y por muy jodido que esté este mundo hay que resistir y no dejarse vencer, si te tumban y caes, aunque sea a tientas nunca dejes de mirar al frente y persistir.






Me da mucha pena que Nacho Vigalondo no se llevara el Goya al Director revelación por su excelente e infravaloradísima Los Cronocrímenes, pero me deja muy tranquilo que el mismo recayera en las manos de Zannou por el extraordinario y necesario trabajo que hace en esta El Truco del Manco, que se confirma por ahora como mi película española favorita del 2009.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada