sábado, 2 de julio de 2016

Twin Peaks: Las Piezas Que Faltan, questions in a world of blue



Título Original Twin Peaks: The Missiong Pieces (1992)
Director David Lynch
Guión Robert Engels y David Lynch
Actores Sheryl Lee, Ray Wise, Moira Kelly, Chris Isaak, James Marshall, Dana Ashbrook, Kyle MacLachlan, Eric DaRe, Phoebe Augustine, Kiefer Sutherland, Frank Silva, Harry Dean Stanton, Michael J. Anderson, Al Strobel, Grace Zabriskie, David Lynch, David Bowie, Walter Olkewicz, Miguel Ferrer, Mädchen Amick, Heather Graham, Michael Ontkean, Jack Nance, Joan Chen, Peggy Lipton, Harry Goaz, Michael Horse, Wendy Robie, Everett McGuill, Warren Frost, Mary Jo Deschanel, Russ Tamblyn





Los que lleven leyendo este blog desde hace tiempo recordarán mi especial predilección por Twin Peaks, la serie de televisión creada por el cineasta David Lynch y el guionista televisivo y novelista Mark Frost que revolucionó el tubo catódico a principios de los 90 con sólo dos temporadas. Cuando Transgresión Continua todavía gateaba le dediqué una entrada a la creación de los autores de On the Air y un año después de aquella (hace seis nada más y nada menos) publiqué otra, la más extensa de cuantas he escrito en el blog (también de las más visitadas, rara es la semana que no se encuentra en los primeros puestos del listado que tenéis a vuestra derecha) par desgranar pormenorizadamente Twin Peaks: Fuego Camina Conmigo, el film precuela/secuela dirigido por el creador de Terciopelo Azul y Mulholland Drive en el que narraba la última semana de vida de Laura Palmer y que es indispensable para entender, en la medida de lo posible, el microcosmos ficticio con el que él y Frost encandilaron a medio mundo.




En aquella entrada dedicada a la vapuleada versión cinematográfica de Twin Peaks estrenada en el año 1992 comenté que algún día reseñaría también la gran cantidad de escenas eliminadas que existían del largometraje, las mismas por cuyos derechos se pasó David Lynch décadas luchando y que por fin vieron la luz hace casi dos años gracias a la edición en blu-ray de la serie, aquel pack llamado Twin Peaks: El Misterio Completo que contenía las dos temporadas (casi) todos los extras relacionados con las mismas de las distintas ediciones en dvd, algunos nuevos, la ya mencionada película de marras y como guinda del pastel esos más de 90 minutos de metraje inédito que los fans del programa emitido en su origen por la cadena ABC llevábamos casi veinticinco años aguardando como agua de Mayo. La espera terminó, por fin pudimos ver todo lo que se desechó de la cinta y lo visionado mereció mucho la pena, tanto como para que un enfermizo seguidor de las correrías del agente especial Dale Cooper como el que esto suscribe le dedique una entrada a dicho material de altísimo valor tanto cinematográfico como sentimental.




Evidentemente lo que viene a continuación no es una reseña sobre una obra cinematográfica, sino una descripción de todas y cada una de esas escenas inéditas o extendidas de Twin Peaks: Fuego Camina Conmigo y una visión personal sobre cómo funcionarían si fueran añadidas al metraje de dicho largometraje. De modo que esta entrada servirá como complemento de la ya mencionada anteriormente en la que diseccionaba prácticamente todas las secuencias de la sexta obra fílmica de David Lynch en labores de realización. Con este texto voy a tratar de enfatizar el valor que muchos de estos pasajes tienen con respecto a la obra de la que fueron amputados, cómo su presencia en el metraje original no sólo hubiera complementado más la visión y la compresión de lo que acontecía en pantalla sino también cómo le hubiera permitido parecerse más a su hermana catódica (recordemos que el film es una versión mucho más oscura de la serie de tv) y por último ser más compacta como pieza cinematográfica narrativamente coherente. Por descontado que los spoilers van a estar presentes en todo momento, de modo que cuidado.




Las cinco primeras escenas eliminadas o extendidas están dedicadas a la primera media hora de metraje del film, aquella en la que un año antes de la muerte de Laura Palmer los agentes del FBI Chester Desmond (Chriss Isaak) y Samuel Stanley (Kiefer Sutherland) investigan el caso de homicidio de Teresa Banks (Pamela Gidley) perpetrado por el mismo asesino que mató a Laura, Leland Palmer, su propio padre. La primera escena, Desmond's M.O es un pequeño inserto en que alarga la escena en la Chester y Sam abandonan la morgue donde le han realizado la autopsia a Teresa y se dirigen al Hap's la cafetería donde esta trabajó durante un mes a las órdenes de la arisca camarera jefe, Irene. Say Hello to Jack extiende, y da algo de sentido, a la conversación que ambos agentes tienen con Jack, el huraño encargado del local que en el largometraje era bastante más corta y Good Morning Irene tiene lugar a la mañana siguiente cuando Chet y Stanley salen de Hap's y ven a Irene marcharse a casa en su coche, ambos se despiden de ella, y deciden ir al Parque de Caravanas Fat Trout para seguir sus investigaciones.




This One's is From J.Edgar es la primera escena de verdadero peso dentro de esta hora y media de material eliminado. En ella podemos ver la pelea en la que se enzarzan el agente Chester Desmond y el sheriff Cable (Gary Bullock) ya que este último se niega a ceder por las buenas el cuerpo sin vida de Teresa Banks para que Sam pueda hacerle una autopsia completa en Portland. Antes de comenzar el combate el sheriff local hace un alarde de fuerza doblando una barra de acero (imagen que también pudimos ver en una fotografía de su despacho como afirma el film original) para después recibir una importante paliza a manos del personaje de Chris Isaak (que curiosamente ejerció como boxeador en su juventud en la vida real). Cuando Desmond le vence coge otra barra de acero y la dobla incluso más de lo que lo hizo su contrincante antes del intercambio de golpes. En líneas generales la escena es agradecida y la pelea está bien rodada (al parsimonioso estilo Lynch, por supuesto) pero es excesivamente larga y llega a agotar al espectador.




Cooper and Diane es una secuencia tan irrelevante como imprescindible para los fans. En ella vemos al agente Dale Cooper hablar con su secretaria Diane desde el umbral de una puerta en las oficinas del FBI de Philadelphia, de modo que a ella nunca llegamos a verla u oirla, algo que la tercera temporada que supondrá el regreso de la serie en 2017, y de la que hablaremos más adelante, se solucionará si hacemos caso a la noticia que afirma que Laura Dern (actriz fetiche de Lynch en films como Terciopelo Azul, Corazón Salvaje o Inland Empire) pondrá cara, cuerpo y voz a la destinataria de todas las cintas que el agente especial grababa en su grabadora a lo largo de toda la serie de televisión y algunos momentos del film precuela/secuela. Stanley's Apartment narra la visita de Cooper al apartamento del personaje interpretado por Kiefer Sutherland,allí intercambian impresiones sobre el caso, así como de la misteriosa desaparición de Desmond, debido a ello Sam pregunta a Cooper sobre el mensaje oculto que Lil ocultaba con su vestido, complementos (la famosa rosa azul) o gestos y el rol de Kyle McLachlan se niega a darle más información sobre el tema.




Buenos Aires/Above the Convenience Store son posiblemente dos de las escenas más importantes de estos 90 minutos de descartes. En ellas vemos, por un lado al agente Philip Jeffries (el difunto David Bowie) en un hotel da la capital argentina ambientado con estética y folclore de aquella región. Seguidamente asitimos a una de las joyas de la corona, una versión extendida de la secuencia que tiene lugar, supuestamente, en la Logia Negra, aquel "almacén de oportunidades" en el que los personajes del Enano y Bob, el espíritu maligno que poseyó a Leland Palmer, firman un pacto en el que este último se compromete a asesinar a toda aquella persona que porte el anillo con el símbolo que en la serie encontrábamos esculpido en una de las piedras dentro de la cueva del Búho. En esta versión más extensa, podemos ver con más detenimiento a los asistentes a dicho ritual como los Chalfonts/Tremonds el enano saltarín que un servidor siempre ha defendido que podría ser un émulo de Leland Palmer y otros extraños personajes, como el interpretado por el alemán Jürgen Prochnow. Montada de esta manera la secuencia no sólo se muestra más siniestra que la original sino que también aporta más información para entenderla como un todo coherente.




Cuando la secuencia finaliza le sigue la llegada de Philip Jeffries a las oficinas del FBI, allí le reciben con estupefacción (recordemos que el personaje de David Bowie llevaba desaparecido misteriosamente dos años) Gordon Cole (David Lynch), Albert Rosenfield (Migue Ferrer) y Cooper. Este pasaje es prácticamente idéntico al del largometraje, pero allí estaba montado de manera que se simultaneaba con el de ya mencionado de la reunión de Logia Negra a la que Jeffries afirmaba haber asistido. De esta manera, mostrándose cada secuencia de manera individual, el impacto con respecto al espectador no es tan poderoso, pero sí apela su narración más a la lógica dentro de la narrativa del film. Como apuntes importantes recordar el momento en el que Jeffries se extraña al descubrir que se encuentra en el año 1989 (recordemos que tanto él como Desmond o Cooper tienen el don de viajar en el tiempo y entre las Logias) para seguidamente desparecer inesperadamente como sucedía en la película, pero aquí se añade un breve epílogo en el que vemos a Philp de nuevo aparecer en el hotel de Buenos Aires como si hubiera atravesado una puerta temporal o dimensional ante la estupefacción de los huéspedes del edificio, uno de ellos afirmando que se ha hecho aguas mayores encima al ver al agente del FBI irse y volver de la nada.




Mike is the Man/Sharing a Cigarrette ya son parte del material eliminado del film dedicado a narrar la última semana de vida de Laura Palmer. La primera escena extiende un poco la original del film en la que Laura y Donna se encontraban con Bobby Briggs (Dana Ashbrook) y Mike Nelson (Gary Hershberger), sus respectivas parejas, camino del instituto. En la segunda Laura ayuda a su madre con las bolsas de la compra, y con el cigarrillo que está a punto de caérsele de la boca, justo antes de irse de casa para visitar a Harold smith y entregarle su diario secreto. School Books tiene lugar esa misma noche y en ella Sarah reprocha a su hija no haberle dicho la verdad con respecto a donde iba, la chica le dijo que a por unos libros del colegio, pero realmente iba a ver a su ya mencionado amante agorafóbico y cultivador de orquideas. The Palmers es otra de la secuencias más importantes y que nunca debió ser eliminada ya que no sólo muestra uno de los momentos felices de la familia en el film (Leland trata de enseñar unas palabras en noruego a su mujer e hija ante la inminente venida de los inversores nórdicos que hicieron acto de presencia en el episodio piloto de la serie) sino que dentro del metraje hubiera servido como presentación del personaje de Ray Wise aumentando su dualidad como padre ejemplar y hombre lascivo e incestuoso (debido a la posesión a la que lo somete Bob) ya que en la cinta su primera escena es de violencia psicológica y descolocaba en cierta manera al espectador, sobre todo al aventurero que decidió ver el film antes del programa de televisión, como el "avispado" que esto suscribe.




En Laura's Party vemos a el personaje homónimo ejercer la prostitución con un camionero, amigo de Leo Johnson, a cambio de una papelina de cocaina que el personaje de Sheryl Lee esnifa en ese mismo momento. Con la intrascendente pero entrañable 2x4 comienzan las escenas en las que aparecen aquellos actores/personajes de la serie de televisión que colaboraron en la película pero que la tijera de la sala de montaje dejó fuera del metraje final. Aquí concretamente asistimos a una estúpida discusión (lynchiana al 100%) entre Josie Packard (Joan Chen), Pete Martell (Jack Nance) y el señor Mibbler (el anciano que trabajaba en el banco de Twin Peaks y al que pudimos ver en el último episodio de la serie) sobre el tamaño de unas tablas que había encargado a la serrería y que no están a su gusto. Este pasaje en concreto es puro fanservice ya que no sólo no aporta nada a la trama central del film sino que rompe el tono oscuro y visceral del mismo, eso sí, recuperando un aire ligero y surrealista más deudor de la serie de televisión. Por otro lado Kind a Quiet alarga un poco más el pasaje en el que Laura abandona su puesto en Meals on Wheels incluyendo un momento en el que Ed Hurley (Everett McGuill) y su esposa Nadine (Wendy Robie) entran en la cafetería Double R Dinner, para salir inmediatamente de ella tras el enfado de la tuerta adicta los rieles de cortina, y otra situación posterior en la que Norma Jennigs (Peggy Lipton) llora en una de las mesas, escena que se agradece ya que en el film original sólo vemos a la dueña de la cafetería en un plano general en el que casi no podemos apreciar su rostro. Como apunte curioso también tenemos a la camarera alemana Heidi, y su peculiar risa (que pudimos ver en los episodios que abrían y cerraban la serie) con una hemorragia nasal sentada en otra de las zonas del establecimiento.




Best Friends extiende un poco más la escena posterior al encuentro entre Laura y Bob en el dormitorio de la primera para seguidamente ir la chica a consolarse en los brazos de su amiga Donna Hayward (Moira Kelly). Más peso tienen I'm the Muffin/The Ring, ya que la primera contiene la importante aparición de los padres de la ya apuntada Donna, el doctor Will Hayward (Warren Frost) y su esposa Eileen (Mary Jo Deschanel). El personaje interpretado por el padre de Mark Frost aparece en escena haciendo un truco de magia y regaña cariñosamente a Laura por fumar en casa mientras aparece su esposa en su silla de ruedas con unas magdalenas. Seguidamente el doctor Hayward le recita a Laura un poema que le ha escrito y que es de vital importancia con respecto al final del film porque el mismo reza: "Los ángeles volverán y cuando veas al que debe ayudarte llorarás de alegría", algo que como todos recordamos sucede en la Habitación Roja en el epílogo del film y ante la atenta mirada de un Dale Cooper que representa a ese "ángel guardián" que velará por su alma. La segunda secuencia centrada en el anillo de Teresa Banks regala algo más de metraje al sueño de Laura en el que el enano y Cooper se encuentran en la habitación roja para que el personaje de Michael J. Anderson se presente al agente del FBI y le ofrezca la citada joya, haciendo mención a si lo que acontece en ese momento es parte del pasado o del futuro, apunte que nos retrotrae al último episodio de la serie en el que Cooper se queda encerrado en la Logia Negra ocupando su lugar en la realidad su dooppelgänger o doble maligno poseído por Bob.




En Bob Speaks Through Laura/The Blue Sweater la voz de Bob habla con Laura mientras ella se queda paralizada subiendo las escaleras de su casa (recordemos que el ventilador que corona dicha zona del inmueble es de alguna manera el epicentro de la presencia de Bob como entidad en el hogar de los Palmer) en estos segundos añadidos que se suman al metraje del momento en el que el habitante de la Logia negra trata de convencer a la chica de que le deje poseer su cuerpo vemos a Sheryl Lee dando lecciones de interpretación cambiando lentamente su rostro de dolor y confusión a uno con una sonrisa demente que nos confirma que Bob está poco a poco mermando la voluntad de la muchacha y que tarde o temprano la acabará derrotando. Seguidamente Sarah aparece y pregunta a su hija por su suéter azul y al no saber donde está se asusta mencionado que "está sucediendo otra vez" posiblemente una referencia a las perdidas de memoria que sufría cuando su marido Leland la drogaba para que no descubriera las visitas furtivas que hacia a la habitación de su hija cuando caía la noche. Sunday at the Johnson's es el pasaje del largometraje en el que Leo Johnson (Eric DaRe) regañaba y golpeaba a su mujer Shelley (Madchen Amick) por no limpiar adecuadamente la casa, pero con unos segundos previos que no estaban en aquella.




Smash Up es una simpatíca escena en la que Ed y Norma se encuentran en el interior de la furgoneta del primero compartiendo un momento romántico y en la que ambos juegan con un test de alcoholemia. The Power and the Glory es una secuencia que tiene lugar entre el momento en el que Laura, Donna, Buck y Tommy, estos últimos dos camioneros que quieren mantener relaciones sexuales con ellas, abandonan el Road House para cruzar la frontera con Canadá y asistir allí a un local de mala muerte llamado The Power and Glory. En la secuencia los vemos ir a toda velocidad por la carretera y a la llegada Laura reta a Donna a esnifar cocaína como lo hace ella, algo que el personaje de Moira Kelly declina hacer para seguidamente entrar en el bar en el que, como recordamos del film, Laura se encontrará con Ronette Pulaski, su compañera de prostitución y posteriormente único testigo de su asesinato. Fire Walk With M  está centrada en Mike/Philip Gerard, el manco, realizando un ritual con un círculo de velas (como el que pudimos ver en el final internacional del episodio piloto junto a Bob y en el segundo episodio de la serie en un sueño de Cooper) que va apagando (la secuencia está rodada hacia atrás como las que tienen lugar en la Habitación Roja) mientras pronuncia las famosas palabras "Fuego Camina Conmigo" y que parece una especie de ceremonia preparatoria para ir en busca y captura de Bob, su antiguo socio de fechorías sobrenaturales.




En Party Girl asistmos a un flashback en el que Leland Palmer, que porta en sus manos una copia del número de la revista pornográfica Flesh World que pudimos ver en la serie de tv, solicita por teléfono los servicios como prostituta de Teresa Banks. A continuación vemos una escena que tiene lugar después de que Leland Palmer huya del hotel Red Diamond City al ver que su hija Laura es una de las chicas de compañía que la revista promociona. Teresa comunica a Laura y Ronette (que está con ellas en la habitación del motel) que "el cliente" se ha rajado pero no sin antes haber pagado previamente el servicio, mientras tanto Teresa se pasa la mano por el flequillo y tanto Laura como el espectador pueden ver el famoso anillo del pacto, escena que la protagonista recordará posteriormente en una de sus ensoñaciones. Seguidamente tenemos una secuencia en la que Teresa llama por teléfono al camarero y traficante Jacques Renault (Walter Olkewicz) para preguntarle por el aspecto de los padres de Laura y Ronette, algo que el mismo Jacques explicará a las dos chicas en la fiesta que montan en el local canadiense mencionado previamente, cuando este le confirma el aspecto de Leland Palmer ella no duda en volver a llamarlo para volver a quedar con él. Don't Forget/Laura's Secret Stash son dos escenas sin mucha trascendencia, en la primera Leland recuerda a Laura antes de irse al trabajo que ese día es el cumpleaños de Johnny Horne (hijo del millonario Benjamin Horne de la serie de tv) y en la segunda el personaje de Sheryl Lee saca una bolsita de cocaína de un escondite secreto debajo de una lámpara para seguidamente esnifar un poco de la misma. En Bernie the Mule el sheriff Harry S. Truman (Michael Ontkean) Andy Brennan (Harry Goaz) y Tommy "Hawk" (Michael Horse) hablan sobre los hermanos Renault y cómo el pequeño de ellos, Bernard, está pasando droga desde la frontera con Canadá ejerciendo de mula, algo que se corroboraría en los primeros episodios de la serie, I Killed Someone es una escena en la que Bobby pasa cocaína a Laura en el instituto mientras ella bromea, su novio en cambio tiene pocas ganas de reír ya que la noche anterior había matado al ayudante del sheriff Cable que les había tendido una emboscada al venderles droga procedente del país vecino, En dicha secuencia destaca sobre todo la naturalidad de una Sheryl Lee totalmente mimetizada con su personaje.




En Baby Laxative Bobby sufre un ataque de ira cuando al intentar cortar la droga que el ayudante del sheriff Cable le pasó desde la frontera descubre que es Laxante de Bebé, su reacción es romper el paquete y esparcirlo por todas partes. Send Me A Kiss tiene como protagonista al Doctor Jacoby (Russ Tamblyn) el psiquiatra hace una llamada a Laura pidiéndole que le grabe alguna más de las cintas que le envía como parte de su tratamiento (las que descubrían James y Donna en su apartamento durante el último episodio de la primera temporada de la serie de tv) y le pide que le mande un beso, confirmando que Lawrence era uno más de los hombres de Twin Peaks enamorado de la hija de los Palmer. Asparagus es una escena en la que Laura cena esperragos junto a su madre mientras esta le cuenta que su padre no las acompaña porque se ha quedado trabajando con Benjamin Horne en el negocio de los noruegos, este pasaje sirve como conexión con el episodio piloto de la serie, ya que como recordamos el agente Cooper leyó en el diario falso de Laura que su última noche de vida cenaba esparragos, un plato al que profesaba un especial odio y también marca el último momento en el que Sarah Palmer ve con vida a su única hija. Bobby and Laura in the Basement es una versión extendida de la visita nocturna de Laura a casa de Bobby para pedirle una dosis con la que pasar su última noche, este pasaje se completa en su inicio y cierre con la aparición del Mayor Briggs (Don Davis) y su esposa Betty (Charlotte Stewart) que leen pasajes de la Biblia ante la mirada irónica de su hijo y la novia de este.




Good Night Lucy es la única escena que tiene a la secretaria Lucy Moran como protagonista. Se trata de una intrascendente secuencia en la que Lucy avisa al sheriff y a Andy con respecto a que los mapaches están de nuevo rondando por la serrería Packard y que solicitaban sus servicios para espantarlos, excusa esta que como recordamos utilizaban Truman y Josie para verse a escondidas como amantes. En Waiting for James Laura espera en el jardín de su casa a que James llegue con su moto para escaparse con él, mientras Leland aparece de improviso en su coche y parece haberla visto en la oscuridad, algo que se confirmaría más tarde en el film y que le permitirá seguirla hasta la cabaña en la que ella y Ronette Pulaski mantendrá relaciones sexuales con Jacques Renault y Leo Johnson. Distant Screams es un breve secuencia en la que vemos llorar a la Señora del Leño en la oscuridad de la noche al escuchar en la lejanía los gritos de Laura y Ronette mientras Leland las lleva al vagón de tren abandonado donde intentará asesinarlas, algo que el personaje de la fallecida Catherine Coulson comenta en la serie cuando Cooper, Hawk, Truman y el doctor Hayward la visitan en su casa. 




Llegamos a las dos últimas escenas que cierran la hora y media de metraje desechado y que tienen lugar varios meses después de la muerte de Laura, concretamente tras lo acontecido en el último episodio de la serie, de modo que esta parte del film es un flashforward en toda regla que muestra sucesos que tienen lugar después de que Cooper ofrezca su alma para ser encerrada en la Logia Negra a cambio de la salvación de su enamorada Annie Blackburn (Heather Graham) que fue secuestrada por su archienemigo Windom Earle para usarla como llave para entrar en la Logia Negra. Al inicio de Lonesome Foghorn Blow vemos el cadáver de Laura flotando en el agua, después viajamos a Glastonberry Grove y un cartel que reza "Varios meses después" nos transporta al hospital de Twin Peaks donde Annie está siendo ingresada a toda prisa. La escena se interrumpe con un émulo de la escena en la que Cooper conoce al Enano pero en esta ocasión el agente del FBI se percata de que el anillo ha desaparecido y tras ello toma conciencia de que está encerrado en la Logia Negra, este apunte afirma que dicha secuencia puede estar ocurriendo en dos líneas temporales. A continuación volvemos al hospital, allí una Annie en estado de shock pronuncia las palabras que le dijo a Laura en un sueño (una vez más juegos con líneas temporales o dimensionales) en la película y seguidamente una de las enfermeras le roba el anillo y se lo pone, convirtiéndose en la próxima víctima de Bob de acuerdo con el pacto que esté firmó con el enano, trama que suponemos hubiera tenido continuidad si el film hubiera sido un éxito, algo que por desgracia no sucedió.




Epiloge da continuación al último plano de la serie, aquel aterrador en el que Cooper, después de volver de su viaje a la Habitación Roja, golpeaba su cabeza contra el espejo del cuarto de baño de su dormitorio para que su reflejo revelara la imagen de Bob. La secuencia es bastante frustrante ya que sólo añade unos segundos más a lo que vimos en ese episodio final de modo que no incluye ningún tipo de información más que nos hubiera dado una idea de cual sería el futuro del personaje en el caso de que Twin Peaks: Fuego Camina Conmigo hubiera tenido una o más continuaciones. Con este cierre acaba el metraje inédito de la película precuela/secuela de la serie de televisión creada por Mark Frost y David Lynch. Como muchos saben de hecho existen algunas escenas más que nunca se rodaron porque en ellas se veían implicados algunos de los personajes de la serie cuyos actores nunca aceptaron participar en el largometraje por distintos motivos, pero que formaron parte del primer borrador del guión que David Lynch y Robert Engels (junto a Harley Peyton el guionista que más episodios escribió de la serie y que mejor conocía el microcosmos de ese mundo ficticio después de sus creadores) que finalmente no pudo se trasladado a imágenes en su totalidad.




Como hemos podido comprobar en la entrada dentro de ese metraje inédito que podía haber dado fácilmente para otra película, y que alargaba la duración de Twin Peaks: Fuego Camina Conmigo casi hasta las cuatro horas. hay de todo. A lo largo de esos 90 minutos se dan la mano escenas innecesarias cuya única misión era saciar el apetito goloso del fan del producto catódico con otras cuya ausencia en el montaje final se antoja un fallo mayúsculo. Si miramos este grueso de secuencias podemos afirmar que las que se eliminaron por ser subtramas que no iban a ninguna parte, por mucho que contuvieran apariciones estelares de algunos de los personajes más queridos de la serie de televisión, no sólo hubieran aportado poco a nada al largometraje, sino que hubieran roto el tono crudo, seco y terrorífico que contenía toda la trama central centrada en los últimos días de vida de Laura Palmer. Pero sí es cierto que varias de ellas nunca debieron descartarse porque dan más cohesión a la estructura del film, le inyectan una notable dosis de lógica a la narración y por supuesto la hubieran convertido en mejor película de lo que ya es, no poco precisamente. En caso de no haber eliminado ninguna de las secuencias desde mi punto de vista lo mejor hubiera sido dividir el film en dos entregas, algo muy de moda actualmente y que el Hollywood de hoy día aceptaría con los brazos y los bolsillos bien abiertos.




Después de este repaso a las famosas y muy esperadas escenas eliminadas y extendidas de Twin Peaks: Fuego Camina Conmigo volveremos regularmente a hablar del universo creado por Mark Frost y David Lynch por medio de libros que se están editando y editarán sobre él y sobre todo si tenemos en cuenta que hace poco ambos creadores acabaron de rodar para la cadena de televisión por cable Showtime (Dexter, Californication) esa tercera temporada dividida en dieciocho episodios en los que se dará continuidad a la serie después de los 25 años a los que Laura Palmer hacía mención en el último capítulo de la serie y que recuperará a casi todo el reparto original del show (con la notable ausencia de Michael Ontkean que dio su negativa a la hora de dar vida nuevamente al sheriff Truman, elección que arranca de una tacada al segundo personaje más importante del programa, con todo lo malo que ello implica) a los que sumarán nuevos interpretes como Amanda Seyfried, Tim Roth, Monica Bellucci, Laura Dern, Tom Sizemore, Jennifer Jason Leigh o Naomi Watts entre otros que acrecentaran con su presencia el universo que hace un cuarto de siglo cambió el mundo de la ficción televisiva y que siempre ocupará un lugar de honor en este, cada vez más, humilde blog.


5 comentarios:

  1. No soy nada "Lynchiano" pero Twin Peaks tiene un magnetismo entre thriller y surrealismo que me enganchó. Como dices tú, ese microcosmos agradable del cual principalmente me hubiera gustado visitar la cafetería XD. Espero que salga bien la nueva temporada porque los gustos han cambiado y espero que Lynch se adapte bien a los nuevos tiempos para atraer a las antiguas y nuevas generaciones que no es fácil. Por ejemplo y siempre subjetivamente creo que lo nuevo de Expediente X no ha llegado a lograr. A ver que tal..

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El regreso de la serie tiene tantas cosas buenas como malas. Evidentemente las buenas son más (el reparto original casi al completo, nuevos actores de bastante nivel, Frost y Lynch dedicados al 100% al producto) pero como tú bien comentas no sólo los tiempos y los espectadores han cambiado es que a eso hay que sumar que Lynch como cineasta cada vez se estaba volviendo más críptico y hermético en pantalla grande (volviendo a sus raíces) y veremos cómo influye eso en esta tercera temporada, esperemos que Frost como hizo en la serie original sepa contenerlo narrativamente para que no se salga de madre del todo.

      Pd: Todavía no he visto la temporada nueva de Expediente X, a ver si me animo con ella.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Hola. La verdad: un gusto tener acceso a toda esta info: nil gracias. Si hay una serie que me ha y me sigue fascinando es: Twin Peaks. La he re-visionado hace poco (abril-mayo 2017) así como la película FWWM y justamente, los 90 minutos de material extra cuya crítica a tu cargo acabo de leer así como la del film Fuego Camina Conmigo (FWWM). Excelente todo lo que leí de tu autoría. Muy de acuerdo en la gran mayoría y sorprendido (para bien) con ciertos detalles que apuntas. Actualmente Leo "La historia secreta de TWIN Peaks de M. Frost y espero con ansias la Temporada Tres. Bien. GRACIAS y más GRACIAS. Una pregunta: ¿tienes el enlace para leer tu opinión sobre la serie específicamente? De ser ask, te solicito si puedes compartirlo. Mil Gracias. Rolando (rolandobottinom940@gmail.com)

    ResponderEliminar
  3. Hey, ya me pasé a leer esto, como me recomendaste en el comentario de "Fuego, Camina Conmigo". Y estoy de acuerdo contigo en todo lo que escribes acerca de las escenas bien o mal eliminadas.
    Hubiera agradecido en la peli la escena extendida de la Logia Negra, o la de la teleportación de Bowie (curioso y resultón efecto especial, aunque poco Lynchiano a mi parecer. Lejos de sus clásicos juegos de luces o simples desvanecimientos. Pero me gustó). También la de la amena charla de los Palmer. ¡Qué soplo de aire fresco! Siempre quise ver una escena así con ellos, tenían que haber vivido cosas así y merecían verse.

    En fin, gracias una vez más por iluminar (nunca del todo, por suerte) nuestros misterios y dudas sobre este universo de abetos, niebla y búhos.
    Creo que ya estoy preparado para empezar la tercera temporada. Sólo quise ver unos diez segundos y ya me causó una grata sensación al ver que estaba en 16:9 (lógico), acostumbrado a ver la serie original jejeje.

    Por cierto ¿de qué tratan las entradas de "Atravesando la Oscuridad del Futuro Pasado"? Tienen buena pinta pero parecen muy extensas como para echarle un ojo esta misma noche...

    ¡Un saludo de pulgar! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas noches Chico y gracias por pasarte!

      Esas entradas son dos especiales que he escrito para la web en la que colaboro como redactor de cine, Zona Negativa, y que he trasladado aquí como hago con otro material.

      Son dos entradas en las que hablo de todo el universo Twin Peaks. La dos temporadas originales, el episodio piloto europeo, los mejores capítulos de la serie clásica, fichas de personajes, una disección de la película "Fuego Camina Conmigo" muy parecida a la de la entrada que ya leíste pero añadiendo algo más de información y apartados dedicados a las bandas sonoras de la serie y la película, a los libros relacionados con Twin Peaks, otro para tratar de arrojar un poco de luz a la simbología del microcosmos twinpeaksiano, la reseña de los cuatro primeros episodios de la nueva temporada y un par de valoraciones, una más profesional y otra desde el punto de vista fan.

      Todo con la intención de abordar el universo Twin Peaks desde todos los puntos de vista posibles. Son dos entradas bastante extensas pero si eres muy fan te recomiendo leerlas cuando tengas un hueco, creo que te gustarán.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar