domingo, 27 de diciembre de 2015

Operación U.N.C.L.E.



Título Original The Man From U.N.C.L.E. (2015)
Director Guy Ritchie
Guión Lionel Wigram, Jeff Kleeman, David C. Wilson  y Guy Ritchie basado en la serie televisiva de Sam Rolfe
Actores Henry Cavill, Armie Hammer, Alicia Vikander, Elizabeth Debicki, Hugh Grant, Jared Harris, Christopher Sciueref, Susan Gillias, Luca Calvani, Nicon Caraman





En el año 1964 la Metro Goldwyn Mayer estrenó en televisión una serie titulada The Man of U.N.C.L.E (titulada en España y algunos países de Sudamérica como El Agente de C.I.P.O.L) protagonizada por dos agentes secretos, uno estadounidense, Napoleón Solo (Robert Vaughn) y otro ruso Illya Kuryakin (David McCallum) que trabajaban para una Agencia Secreta Iternacional llamada U.N.C.L.E y cuyo principal rival era la organización criminal THRUSH. Creada por Sam Rolfe con la inestimable del creador literario de James Bond, Ian Fleming, el programa duró cuatro temporadas, terminando su recorrido catódico en 1968 después de la emisión de 105 episodios. La serie consiguió el título de producción de culto y la intención por parte de Hollywood de realizar un remake de la misma a modo de largometraje permaneció años tanteándose. Hasta directores reconocidos como Steven Soderbergh o actores importantes como George Clooney, Tom Cruise o Ryan Gosling entre otros quisieron sacar adelante, sin éxito, dicha empresa.




Hasta que en 2013 se confirmó que el encargado de rodar esta actualización en pantalla grande de la serie de Sam Rolfe sería el cineasta británico Guy Ritchie, director de films de culto relacionados con el mundo del hampa inglés como Lock & Stock, Snatch, Rockanrolla o las adaptaciones cinematográficas del cómic Sherlock Holmes con el que el guionista Lionel Wigram daba su personal versión de las investigaciones del detective creado por Arthur Conan Doyle. Cuirosamente el mismo Wigram, junto a Jeff Kleeman y David C. Wilson, colaboran con el director de Barridos Por la Marea en el guión de esta versión de 2015 de The Man From U.N.C.L.E (titulada en España Operación U.N.C.L.E) que finalmente está protagonizada por Henry Cavill (El Hombre de Acero), Armie Hammer (El Llanero Solitario) y Alicia Vikander (Ex Machina) entre otros actores entre los que podemos destacar en breves papeles a Hugh Grant (El Diario de Bridget Jones) o Jared Harris (Mad Men).




Operación U.N.C.L.E. es un caso extraño dentro de la filmografía de Guy Ritchie. Por un lado es su film más impersonal y academicista, ya que ciertamente el británico nunca ha sido un autor cinematográfico, pero su obra tiene algunas señas de identidad visuales, estilísticas y tonales que la hacen identificable y estas brillan por su ausencia a lo largo del metraje de la película que nos ocupa. Por otro lado todavía más sangrantesería el hecho de que la que es la película "menos Ritchie" de la filmografía del realizador de Revolver se revele como la mejor de las suyas desde los tiempos de Lock & Stock o Snatch, ya que su último trabajo detrás de las cámaras es una actualización elegante, exquisita, dinámica y muy sexy (en todos los aspectos) de la mítica serie de Sam Rolfe utilizando toda la icnonografía y microcosmos que hicieron famoso al producto catódico pero extrapolándolos a una visión de aquellos años 60 desde un prisma puramente del siglo XXI.





Porque como previamente hemos comentado Man From U.N.C.L.E. es una película que exhala elegancia desde su guión a su realización pasando por, sobre todo, su diseño de producción y vestuario. Una pieza de espías que enlaza el dinamismo conspiranoico propio de la Guerra Fría adscrito a las primeras entregas cinematográficas de James Bond con la acción física y cruda de las entregas del desmemoriado Jason Bourne pero sin la aspereza formal imperante en dicha saga que adaptaba las novelas del personaje creado por Robert Ludlum. La última pieza de Guy Ritchie trasmite en todo momento ligereza, diversión, evasión y siempre amparándose primordialmente en un clasicismo bien entendido en el que podemos encontrar guerras de sexos, héroes y villanos de la vieja escuela o rivalidades entre egos masculinos que acaban en una camaradería tan previsible como agradecida que nos remite a producciones salidas de la mano de cineastas como Howard Hawkes, George Cukor o John Ford,




En cuanto a la labor de Guy Ritchie este elude inteligentemente (o puede que por presiones desde los productores, nunca se sabe) todos los aspavientos en los movimientos de cámara, el abuso del slow motion o el montaje sincopado marcas de la casa para encuadrar con inteligencia, dejar que los planos respiren, los actores puedan lucirse en pantalla sin necesidad de efectismos visuales y todo apelando a una labor más propia de un competente artesano al servicio de Hollywood que la de un cineasta que se hizo famoso por sus excesos estilísticos. Aunque tampoco se olvida el británico de ejecutar escenas de acción magníficamente resueltas entre persecuciones por tierra, mar y aire, tiroteos o escenas de acción física que se muestran en pantalla armoniosamente ensambladas con una banda sonora pletórica con temas de la época a cargo de de Nina Simone, Rita Pavone o esa maravillosa Che Vuole Questa Musica Stasera de Peppino Gagliard que corona la soberbia escena de la persecución nocturna de lanchas.




Previamente hemos hablado de elegancia y exquisitez en el diseño de vestuario, algo que no es ajeno a un director como Guy Ritchie que con su primera película puso de moda los oscuros abrigos largos que portaban sus protagonistas, pero para que la ropa pueda lucirse en pantalla se necesitan tres buenas perchas y pocas mejores que las del trío protagonista de Operación U.N.C.L.E. El británico Henry Cavill da vida a Napoleón Solo el agente norteamericano de porte señorial y egolatría a la altura de la nacionalidad de su personaje con un estilo que nos recuerda al Sean Connery de sus primeros 007. El estadounidense Armie Hammer es Illya Kuryakin, el espía ruso con maneras de un rudo Steve McQueen en seco contrapunto con el más protocolario Solo y finalmente la también inglesa Alicia Vikander en la piel de la misteriosa Gaby Teller, un rol que mezcla a los dos Hepburn más famosas de la historia del celuloide, amalgamando la fuerte personalidad de Katherine y la elegancia lacónica de Audrey. Los tres dan forma a un iteresante triángulo emocional y profesional que destila una intachable química que da sus mejores frutos en la escena de la borrachera en la habitación del hotel o en ese "ennfrentamiento final" entre los dos aguerridos protagonistas masculinos.




Operación U.N.C.L.E es una muestra de cine comercial de calidad y la confirmación de que si Guy Ritchie está atado en corto todavía puede sorprendernos agradablemente. Un producto que homenajea a un serial catódico apelando a la nostalgia, la sutilidad y el legado de un tipo de cine totalmente antagónico al que Hollywood, por desgracia, da forma en la actualidad. A una puesta en escena medida y profesional se suma un guión perfectamente cohesionado, un trío de actores en estado de gracia acompañados por unos secundarios como Hugh Grant, Jared Harris o Elizabeth Debicki  que realizan con aplomo su trabajo y un look tan refinado como distinguido que nos remite a otro tipo de cine de espionaje perdido en el tiempo con el que sus autores tratan de tender puentes que terminen por enterrar los fantasmas de la guerra fría por medio de una convivencia mutua y enriquecedora para ambas naciones implicadas en aquel conflicto pero sin olvidarse en ningún momento que nos encontramos ante un producto de consumo con el que pasar poco menos de dos horas viendo a actores de muy buen ver correr inocuas aventuras vintage que se ven con agrado y recuerdan con una sonrisa tan cómplice como poco trascendente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada