lunes, 20 de agosto de 2012

Extraterrestre, el enigma de otro mundo


Título Original Extraterrestre (2011)
Director Nacho Vigalondo
Guión Nacho Vigalondo
Actores Julián Villagrán, Michelle Jenner, Raúl Cimas, Carlos Areces, Miguel Noguera



Me cae muy bien Nacho Vigalondo. El cántabro es todo un showman ejerciendo de director, guionista y actor de cine, escritor de cómics, monologuista, y cachondo mental a tiempo completo aunque a veces se le vaya la mano con el humor en los sitios menos recomendables. Empezando desde lo más bajo (aquí más o menos) el amigo Nacho llegó a ganarse merecida fama con su sorna, su simpatía y sus memorables exposiciones en universidades sobre cine o cómic (inolvidable la conferencia que dio de la obra de su ahora amigo el guionista escocés Mark Millar) llegando a su culmen con el estreno internacional de la que fue su magnífica ópera prima en el mundo del largometraje.





Los Cronocrímenes fue un excelente producto en el que Vigalondo dio su propia visión (humilde en su forma, pero ambiciosa en su fondo) del cine sobre viajes temporales. Con unos inspirados Karra Elejalde y Bárbara Goenaga y el mismo director de secundario (haciéndolo mal, pero entrañablemente) la ópera prima del cántabro fue un éxito internacional (el film gustó a un Tom Cruise que compró los derechos para realizar un remake americano) cosechando premios y alabanzas en varios festivales a lo largo y ancho del globo. En España se estrenó tarde y mal, pero aún así la repercusión del producto fue notable y sus resultados encomiables.




Extraterrestre es su segundo trabajo detrás de las cámaras como director de largometrajes. Una cinta sencilla, bastante menos ambiciosa que Los Cronocrímenes aunque sea una interesante mezcolanza de géneros, o mejor dicho, el film utiliza un tipo de cine (ciencia ficción) para complementar e impulsar a otro (comedia romántica o de enredo) argumentalmente. El resultado es un meriotorio producto que no busca romper la taquilla o ser un éxito desmesurado, sino un retrato minimalista de una historia de amor con una invasión extraterrestre como telón de fondo.




Julio (Julián Villagrán) despierta en la casa de Julia (Michelle Jenner), la chica con la que mantuvo relaciones sexuales la noche anterior. Cuando ambos se encuentran por la mañana y el muchacho está a punto de marcharse a su hogar ambos descubren que una invasión de naves de origen extraterrestre ha llegado a la tierra, situando más de 30 ovnis sólo en España. La llegada de Carlos (Raúl Cimas), el novio de Julia, la impertinente presencia de Ángel (Carlos Areces) el vecino de la chica y un cúmulo de líos y despropósitos servirán para que Julio y Julia oculten como buenamente puedan y el tiempo necesario su escarceo sexual.




La segunda cinta de Nacho Vigalondo toma una historia de enredos de pareja en la línea del Woody Allen de comedia ligera y la enmarca en un contexto de invasión alienígena de la que los protagonistas tienen escasísima información debido que tienen miedo de salir del inmueble en el que están confinados. Este pequeño espacio le sirve al director de Los Cronocrímenes para narrar una historia de personajes cargada de su humor absurdo y situaciones surrealistas con un toque tan localista en su contexto como universal por su temática.




Lo más divertido del largometraje es que Vigalondo por medio de los personajes utiliza recursos o constantes clásicos del cine de ciencia ficción para dar poso y humor a la historia de amor central de la trama. Las partes en las que Julio intenta convencer a Carlos y Julia de que Ángel puede haber sido suplantado por uno de los alienígenas no sólo es una idea descacharrante (con mucha coherencia en la historia, qué duda cabe) pero también sirve de homenaje a los distintos films que se han realizado sobre La Invasión de los Ladrones de Cuerpos, la célebre novela del escritor norteamericano Jack Finney llevada a la pantalla por directores como Don Siegel, Philip Kaufman o Abel Ferrara.




Vigalondo juega con constantes de su impronta como la confusión de identidades, el uso del espacio o el tiempo, la inclusión de explosivos como catalizadores de acciones impulsivas por parte de los personajes (recordemos 7:35 de la Mañana su magnífico cortometraje nominado al Oscar) y una cierta quietud dentro de la historia central que nunca está exenta de humor, pero que tampoco incita compulsivamente a la carcajada, algo que también le sucedía (salvando mucho las distancias) a Billy Wilder, director que también deja su huella en la cinta que nos ocupa, indudablemente.






El reparto de actores le echa una buena mano a la historia. Julián Villagrán sabe dotar a su personaje de medidos toques de bondad, locura, picardia y extrañeza como para llevar el peso de la trama. Michelle Jenner está divertida, simpática y sexy enseñando lo justo (se pasa casi todo el metraje sólo con una camiseta que le queda genial) pero los que más se lucen son Rául Cimas como Carlos, el apaciblemente desequilibrado novio de la protagonista y Carlos Areces como Ángel, el vecino tocacojones enamorado de la chica. El breve papel de un aceptable Miguel Noguera como el presentador de tv lo hubiera hecho mucho mejor el mismo Vigalondo, que tiene una vis cómica más considerable aunque como actor sea tirando a malo.




Una divertida propuesta, una obra que seguramente se verá como menor cuando la carrera de Vigalondo sea más extensa, pero que deja buen sabor de boca y con una sonrisa complice en el rostro del espectador. Ahora veremos qué tal se las da metiéndose en un cine internacional de corte comercial cuando lleve a imágenes Supercrooks, el cómic que ha co escrito junto a Mark Millar y que cuenta con el dibujo de Leinil Yu. El futuro proyecto ya cuenta con un divertido teaser trailer que pinta bastante bien. Espero que le vaya bien al bueno de Nacho que se merece ese buen nombre que tiene dentro y fuera de nuestras fronteras.



4 comentarios:

  1. Gracias a Nacho Vigalondo por colgar la crítica en su Twitter, ha sido todo un detallazo.

    http://twitter.com/Vigalondo/status/237843017963282432

    ResponderEliminar
  2. Ya hasta los all-star patrios te leen. De aquí a ser tan odiado como Boyero hay un paso.

    ResponderEliminar
  3. Ya ves, ya sólo me queda meterme con Almodóvar y Mourinho y lo pillo de aquí a nada en lo que a odio y fama se refiere.

    Pd: Ahora me voy a "WTF? of the Dead" para hablar de Cabin in the Woods, que la vi el otro día y me encantó, ya estoy liado con mi crítica.

    ResponderEliminar
  4. Ansioso me tienes para ver tu crítica. Va a producirse una confluencia planetaria universal, como cuando Zapatero "gobernó" la Unión Europea y Obama en USA. O eso dijo Pajín. ¡Vamos a tener críticas de la misma película en los dos blogs!

    ResponderEliminar