jueves, 17 de febrero de 2011

Winter's Bone, los tres hijos de Jessup Dolly



Título Original: Winter's Bone (2010)
Director: Debra Granik
Guión: Anne Rosellini y Debra Granik basado en la novela de Daniel Woodrell
Actores: Jennifer Lawrence, John Hawkes, Lauren Sweetser, Kevin Breznahan, Isaiah Stone, Ashlee Thompson, Shelley Waggener, Garret Dillahunt, Sheryl Lee


Trailer


Segunda incursión en el largometraje por parte de la directora estadounidense Debra Granik tras el premiado drama Down to the Bone estrenado en el año 2004 suponiendo el mismo su primera experiencia detrás de las cámaras en labores de dirección cinematográfica. Winter's Bone, que es una adaptación al celuloide del libro homónimo del escritor Daniel Woodrell, ha recibido múltiples reconocimientos internacionales en la mayoría de los festivales en los que se ha presentado. Llegando finalmente a conseguir cuatro nominaciones en la próxima gala de los Oscars. Película, actriz, actor secundario y guión adaptado.




El argumento del film es sencillo. Ree Dolly, es una chica de 17 años que debe, en paupérrimas condiciones, cuidar a sus dos hermanos y su madre enferma debido a la ausencia de su padre, Jessup, un criminal presidiario. Cuando este sale de prisión desaparece, lo que supone un problema, porque si no da señales de vida las autoridades locales embargarán la casa familiar. Ree sale en busca de su padre para intentar traerlo de nuevo al hogar y así arreglar el gran agravio que sufrirá la familia ante tan deplorable situación.




Winter's Bone es sin lugar a dudas un western contemporáneo. Una obra que bien la podrían haber localizado en este género autores como Samuel Fuller, Sam Peckinpah o el Clint Eastwood de los años 70 y 80. La segunda cinta de Debra Granik está en deuda con el cine del salvaje oeste realizado en Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XX. Esa sequedad, colores fríos, austeridad en los diálogos y comportamiento de los personajes, así como una mirada lacónica, la hemos visto miles de veces en el western crepuscular americano.




El viaje de esa chica que debe ejercer de madre y hermana (en ningún momento tiene una bonita palabra o una caricia hacia sus hermanos menores, pero queda claro desde el minuto uno de metraje que daría la vida por ellos), en pos del paradero de su padre desaparecido se convertirá en una pesadillesca incursión en el lado más sórdido del medio oeste de la América profunda cuando se topa con el grupo de delincuentes con los que se codeaban su padre y su tío Teadrop, este último le ayudará a regañadientes en la búsqueda.




Ree está interpretada por Jennifer Lawrence, joven y guapa actriz que confirma lo que ya pudimos ver en Lejos de la Tierra Quemada que a pesar de su laconismo e inexpresividad tiene unas dotes increíbles para adentrarse con sinceridad dentro del género dramático. Engrandeciendo con matices (cuando enseña a cazar a sus hermanos o les endurece el carácter preparándolos para los problemas que tendrán que afrontar en el futuro debido a su situación económica) un rol complicado que ella resuelve con soltura. Le acompaña un John Hawkes magnífico como Teadrop, otro personaje que parece salido del western, por su determinación y matiz violento, que en principio se enfrenta a la protagonista para más tarde ayudarla en su difícil y vital empresa.




Sin llegar a ser una obra maestra (puede que su gelidez haga que cierto tipo de espectador no se implique debidamente con la historia y su protagonista) con Winter's Bone Debra Granik ha conseguido realizar una negra crónica de la agreste América más desconocida y recóndita o aunar el espíritu de La Noche del Cazador de Charles Laughton con la polvorienta visión literaria de Comar McCarthy. El film mismo podría resumirse o sintetizarse en un magnífico pasaje como el de la motosierra en la barca a medianoche. Clímax que nos muestra con veracidad, profundidad emocional y entereza formal, una escena que destila una sadismo y una crueldad viscerales sin apenas mostrar nada. Elegancia dentro de la suciedad podría llamarse y de eso a la cinta que nos ocupa le sobra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada