lunes, 11 de junio de 2012

La Víctima Perfecta, mujer blanca soltera busca...



Título Original The Resident (2011)
Director Antti Jokinen
Guión Robert Orr y Antti Jokinen
Actores Hilary Swank, Jeffrey Dean Morgan, Christopher Lee, Lee Pace, Aunjanue Ellis, Michael Masse, Penny Balfour, Peggy Milev, Kisha Sierra, Michael Showers, Alexandria Morrow, Cliff Gravel, Sandi K Shelby




Segundo largometraje de la renovada Hammer Films, estrenado entre la magnífica Déjame Entrar (remake de la cinta sueca original de Tomas Alfredson) y la no menos memorable La Mujer de Negro. The Resident está dirigida por el debutante Antti Jokinen, cineasta finlandes salido del mundo de la música y el videoclip (lo mismo te rodaba un festival de Eurovisión que un concierto de los Nightwish) y protagonizada por Hilary Swank y Jeffrey Dean Morgan. El producto es un thriller de intriga que no está a la altura pero que tampoco es completamente desdeñable.




Juliet (Hilary Swank), una joven doctora neoyorkina decide mudarse a un nuevo apartamento tras separarse de su anterior pareja, Jack (Lee Pace). En Brooklin encontrará un inmueble a buen precio y decidirá instalarse allí lo antes posible. El casero del edifico es Max (Jeffrey Dean Morgan) un apuesto y afable hombre que cuida de su anciano padre August (Christopher Lee). Al poco tiempo Juliet trabará amistad con Max y entre ellos surgirá cierta atracción. Casi a la vez la muchacha comenzará a recibir inesperadas visitas nocturnas en su hogar por parte de un acosador de origen desconocido sin que ella se percate de tales hechos.




Lo cierto es que La Víctima Perfecta tiene dos taras que la convierten en la rutinaria y poco destacable cinta que es. La primera es que está llena de tópicos (aunque sortea algunos como luego destacaré), se ve venir a kilómetros y no sorprende a nadie porque a pesar de que todo lo que expone en pantalla funciona con normalidad ya lo hemos visto mil veces en otras ocasiones. La segunda es más grave aún y es ajena a la misma película. Curiosamente es otra llamada Mientras Duermes, dirigida por Jaume Balagueró, estrenada antes que ella, muy superior en todos sus apartados y con un argumento demasiado parecido. De modo que este importante detalle resta más puntos incluso a la cinta de nos ocupa.




Pero no todo son fallos en The Resident, hay varios aciertos en su acabado que merecen crédito. El primero es la buena labor que hace Antti Jokinen en la dirección. Es de agradecer que un hombre curtido en el mundo del videoclip no abuse de movimientos de cámara espasmódicos, un tono visual que devore el contenido de la historia que narra y que ni siquiera el montaje sea un cúmulo de microplanos unidos de manera artificiosa o efectista. El cineasta se toma su tiempo para presentar a sus personajes y el contexto (sobre todo espacial) de su historia con un buen uso de grandes ángulares de New York y otras tomas más intimistas y bien medidas en interiores.




En lo que si acierta tanto el director como su co guionista Robert Orr es en retratar con cierta pericia y matices la locura del personaje acosador, añadiéndole al rol ciertos apuntes interesantes como esos repetitivos y compulsivos golpes con la linterna, cómo sabe dar de cara a la galería un rostro profundamente normal y como se desencaja el misma cuando no se siente observado, la aceleración nerviosa de su respiración o cuando saca a la luz su fetichismo con el personaje de una convincente pero no muy destacable Hilary Swank.




Por descontado esta labor no sólo es obra del guión o la dirección también el actor que lo interpreta sabe sacar provecho de un papel que se podía haber convertido en un cliché burdamente plano y que si bien él no saca completamente del esteriotipo si sabe enriquecerlo en cierta manera para que se aleje de los psicópatas tipo que estamos hartos de ver en el cine comercial americano. Como habréis notado no he nombrado quién es el actor que hace de acosador, es sólo para dar un poco de juego por si luego no es quien uno se espera a lo largo del film.




Una cinta para pasar el rato, sin estridencias, sin buscar el efectismo y con cierto acierto nos cuenta una historia demasiadas veces vista, hasta en telefilmes vespertinos de fin de semana, aunque como es lógico con mucha mejor factura y actores (ahí está ese señorial Christopher Lee que con sus 82 años se muestra inasequible al desaliento). Esta nueva Hammer Films ha demostrado ser capaz de ofrecer cine de género dentro del terror de una calidad más que notable, este por desgracia no es uno de esos casos. 2 de 3, por ahora no está nada mal.



14 comentarios:

  1. Siento si esperabas que esto fuera un comentario relevante con respecto a la película reseñada: no trago a la Hillary Swank más reciente.

    Comentaba para saber si aceptas peticiones, en plan críticas a la carta, para solicitarte reseñar algunas películas que nos hayan gustado y que queramos saber tu opinión. Esto además fomentaría la participación, como mínimo del interesado, y atraería más visitas al blog para las películas no solicitadas :P

    Si tu respuesta es un sí, me pido primer para la petición xD

    ResponderEliminar
  2. Sí, sí, no ha sido la primera vez, eso sí, cuándo vería la película y colgaría la crítica no puedo asegurártelo al 100% pero tira, tira y sorpréndeme... para bien XD

    ResponderEliminar
  3. Vale, pues mi primera propuesta es una de mis películas favoritas, JOINT SECURITY AREA (o J.S.A. -pero nada que ver con superhéroes xD-), de nuestro gran amigo Park Chan-wook. Sólo por la imagen final ya tendrías que hacerte de cruces por no haberla visto aún (si es que no la has visto), derramando lágrimas übermasculinas.

    ResponderEliminar
  4. Vale, apuntada, aunque te advierto que después de flipar con Old Boy no soy amigo del resto de material que he visto de Park Chan-Wook (no me gustan las Sympathy, aunque la Lady me parece algo mejor que la Mr) y su episodio de Three Extremes no me dijo nada.

    Pero veré JSA que sí es cierto que he oído cosas buenas de ella.

    ResponderEliminar
  5. A mí me gusta tanto como OLDBOY pero se parecen como un huevo a una castaña. Es un drama en los puestos fronterizos de las dos Coreas, impecable técnicamente sin demasiado artificio y moviéndote las entrañas como hacía tiempo que no lo hacía una película cuando la vi.

    Sobra decir que la V.O. le da la vida, pero eso tú ya lo sabes, especialmente en las películas asiáticas, y aquí lo borda mi actor coreano favorito, Song Kang-Ho. Espero que la disfrutes =P

    ResponderEliminar
  6. La veré en V.O.S no lo dudes. Ya te contaré o más bien contaré por aquí.

    ResponderEliminar
  7. ¿Pero qué le veis a Old Boy? La vi por vuestra culpa y... sin negar sus puntos de interés, no me pareció nada del otro mundo. Creo, además, que las actuaciones son, a lo sumo, discretas. Será la edad.

    ResponderEliminar
  8. Aunque a lo mejor es que no la vi en VO; pero es que tengo mi coreano un tanto oxidado, lo que, por lo que veo, no es vuestro caso...

    ResponderEliminar
  9. Unos buenos subtítulos hacen milagros, pero siempre me joder ver películas en su idioma original con subtítulos cuando es una lengua de la que no entiendo una mierda (las orientales, mismamente) porque siempre pienso "¿Cómo confirmo yo que lo dice el personaje es lo mismo que hay ahí escrito es lo mismo? y sí se lo están inventando todo los muy cabrones"

    ResponderEliminar
  10. Yo he visto OLDBOY en los dos formatos y ya pueden engañarme los subtítulos todo lo que quieran que yo no vuelvo a ver al protagonista hablando con la voz del segundo doblador de Homer Simpson ni muerto.

    ResponderEliminar
  11. Hombre, don Carlos Ysbert, hijo de María y nieto de Pepe. Yo soy de V.O desde hace mucho, pero el tipo es un buen actor de doblaje a Vic Mackey y Tony Soprano los borda y a Homer con el tiempo le cogió el punto (competir con aquel maestro llamado Carlos Revilla era tarea harto complicada). Pero sí, su doblaje en Old Boy era terrible, es más, todo el cine oriental doblado me parece terrible.

    ResponderEliminar
  12. Pobre Hilary Swank, no se merece esto que le estamos haciendo, pero es que siempre pasa igual, la Hilary Swank postoscar (y ya tiene dos, en ambas ocasiones robándoselo a la pobre Annete Bening) parece desganada y que está ahí por cumplir.

    ResponderEliminar
  13. Que le den, que ni siquiera me parece atractiva.

    Y cuando hablo de que un doblaje es malo no me estoy refiriendo a los propios actores de doblaje, que generalmente hacen una labor impecable (salvo los extras/secundarios de GRAN TORINO xD), sino a la selección del casting y el tono a emplear.

    Es demasiado caricaturesca-absurda la interpretación del protagonista de OLDBOY, que incluso en los momentos intensos te da sensación de estar viendo un telefilm por el enorme error de casting de voz que supone, probablemente llevados por el hecho de que pensaban que la película no lo iba a petar precisamente.

    Pero hay algunas excepciones en lo que al doblaje del cine oriental se refiere. Así, a voz de pronto, me viene la mente CIUDAD DE VIDA Y MUERTE. Nada de lo que escuché me chirrió, aunque el tono pausado de la película probablemente hizo mucho.

    ResponderEliminar
  14. Doblar cine oriental es complicado. Los orientales tienen un tono de voz y unos matices muy distintos a los nuestros, por eso ese tipo de doblajes chirrían bastante por lo general.

    Por cierto ¡Felicidades mozo!

    ResponderEliminar