domingo, 27 de diciembre de 2009

Top Cómics 2009



Pues le toca al ranking de cómics. Aquí están los diez que me han parecido los mejores del año, me he dejado algunos fuera por descarte, como el entrañable y risible Batman Barcelona y alguno más. Este 2009 no me ha llamado la atención nada japonés y sí, Punisher y Batman ocupan varios puestos, ya me conocéis. Por supuesto no he puesto reediciones que eso sería hacer trampa. Bueno, vamos al tema que no son horas.





Cada vez que lo leo me parece más y más malo, escrito por un crío de primaria y con la única virtud de estar genialmente ilustrado (el coreano no falla nunca). Pero Frank Miller y Jim Lee han tenido los huevos como el hormigón y han editado este disparate entretenidísimo que en verdad tiene que ver con Batman lo mismo que Chuck Norris con Jean Luc Godard. Sólo por eso le doy un puesto en el ranking, aunque sea el último


9 Punisher: La Resurrección de Ma Gnucci



La última saga escrita por el irlandés para Punisher es un secuela de aquellos primeros números de la etapa en el sello Marvel Knights. Recupera su mala baba y humor exageradamente ácido, aunque decepciona. Pero como fan que soy del personaje y del guionista, al ser lo último que Garth Ennis toca relacionado con Frank Castle y por tener el dibujo de su amigo Steve Dillon, el tomo merece ser destacado por mi persona a pesar de no haber cumplido expectativas por caótico y poco consistente.




Otro Ennis, esta vez escribiendo sobre el personaje de El Motorista Fantasma, con una historia bestial sobre venganzas, racismo y muerte durante la guerra de secesión americana. El guión del creador de The Boys es excelente, pero lo del dibujo de Clayton Crain no es de este mundo. Altamente recomendable.


7 Masacre Vol. 4: Nº 1



Después de muchos años y alguna aparición en tomos ajenos a su persona, al bueno de Wade Wilson le vuelven a dar serie regular. Lo primero es destacar que Daniel Way conoce al personaje y lo retrata con fideliad. Este tomo es sólo una introducción, pero posee toda la mala hostia, la locura y violencia característica del personaje. Pero claro, la etapa dorada de Masacre fue la de Joe Kelly en la serie regular de los 90 y eso pesa mucho. Con todo, esta nueva colección nos depara calidad y muchas sorpresas y para colmo el dibujo del español Paco Medina es realmente cojonudo.





Este estaría unos puestos más arriba, es más, por mucha gente es considerado el mejor cómic del año, pero yo tengo mis reparos. El tomo número 8 de la colección Los Muertos Vivientes de Robert Kirkman y Charles Adlard titulado Creados Para Sufrir es posiblemente el cómic más duro que haya ofrecido nunca el mercado americano. Marca un punto de inflexión radical en la colección y deja al seguidor habitual totalmente fuera de juego. Pero desde mi punto de vista Kirkman no se esfuerza narrativamente nada, porque utiliza golpes bajos para dejar al lector con la boca abierta, y a fe mía que lo consigue, pero su trabajo no es del todo sincero o legal, así consigo emocionar yo también a todo el que lleve leyéndome casi medio lustro. Pero lo que es innegable es que esta es una de las mejores colecciones actuales y que ese tomo número nueve que sale en Febrero va a ser de todo menos previsible.





El acontecimiento editorial del año, copando noticias en los telediarios e invadiendo la red. El calvo demente venido de Escocia, Grant Morrison, tras tres años en la serie regular de Batman se quitaba de en medio al Hombre Murcielago de una tacada en 6 números. Muchos se preguntaban si de verdad moría Batman en este relato, aún hoy pocos lo saben, pero si quieren descrubrirlo que lo lean. Lo que sí queda claro es que Morrison se ha arriesgado mucho al dar su visión de Batman más allá de trabajos puntuales suyos, como esa genialidad llamada Asilo Arkham o aquella cosa infecta que responde al nombre de Gótico. Sirviéndose de las historias pretéritas del personaje para construir esta que nos ocupa, Morrison crea una saga brutal, simbólica, compleja en su vertiente más psicológica y muy lograda, aunque no del todo acertada por su excesiva complejidad narrativa y dependencia de otros cómics ajenos a la colección para ser comprendida en su totalidad. Batman R.I.P es uno de los cómics del año sin dudarlo, puede que el más importante a nivel editorial.




Brian Azzarello coge toda su pasión por el thriller de acción y el cine negro y nos muestra una visión más cruda que nunca del Joker con la ayuda del sucio y descarnado dibujo de Lee Bermejo. Pero no una mirada introspectiva como la de Grant Morrison o simplista y manipuladora como la de Frank Miller. El Joker del autor de 100 Balas es un mafioso demente, una bestia desatada que utiliza la violencia física en inesperados arrebatos de locura para llevar a buen puerto sus planes. Este tomo es un émulo bastardo y esquizofrénico de Uno de los Nuestros, la obra maestra de Martin Scorsese, hace un uso mínimo de Batman (aunque su aparición hacia al final es clave) y muestra toda la fauna de la zona más decadente y corrupta de Gotham City. El mejor tomo con este personaje como protagonista desde la gloriosa La Broma Asesina de Alan Moore y Brian Bolland.





Desde En el Principio Garth Ennis no nos había regalado una historia tan completa de Punisher y eso que toda su etapa en la línea MAX es de nota altísima. Lo que en un principio parece sólo el regreso del desquiciado personaje de Barracuda tras el tomo número 6, torna en una de las mejores historias que se han narrado jamás sobre El Castigador. Introduciendo el creador de Predicador un McGuffin del que no voy a desvelar nada, que hace al protagonista replantearse su carrera como vigilante asesino de criminales y matizando más que nunca su sencilla pero torturada psicología. El muy conseguido dibujo recae en el veterano Howard Chaykin y en el habitual de la casa Goran Parlov. Posiblemente y a falta de leer el tomo 10, Valley Forge, Valley Forge, puede que La Larga y Fría Oscuridad sea la cumbre de personaje de Punisher desde la época de su creación allá por el año 75.





Una de las dos obras maestras de este año. El mejor cómic de Superman jamás escrito, lo dicen los entendidos, los fans y los que como yo, no somos asiduos seguidores de las aventuras del Hombre de Acero. Grant Morrison crea un homenaje mastodóntico en honor al superhéroe por excelencia, mostrando por medio de la luz y la pureza más blanca sus horas más oscuras con la ayuda del inmenso dibujo de su paisano Frank Quitely. Todo es majestuoso en All Star Superman, que supone la muestra más clara y palpable de la conjunción entre clasicismo y vanguardia dentro del noveno arte, uno de los mejores cómics de los últimos diez años


1 Batman: ¿Qué le Sucedió al Cruzado Enmascarado?



No sólo el mejor cómic del año y puede que de la década que se acaba, es que a día de hoy tras varias lecturas me parece el mejor relato jamás escrito sobre Batman. Neil Gaiman coge con un puño la esencia del personaje, sus distintas etapas, su poder como icono, su ideología y crea la mayor y más lograda oda que se ha hecho jamás a un personaje de cómic que ha ido mucho más allá de las viñetas. La idea es sencilla en apariencia, Batman ha muerto (ojo, este relato no tiene continuidad alguna con R.I.P que nadie se engañe) y en su funeral sus enemigos y aliados más cercanos dan su propia versión de como sucedió al fatídico momento, pero ninguno parece ponerse de acuerdo ya que cada uno de ellos da una versión distinta. Ya lo comentaré en una entrada monográfica, pero lo que Gaiman hace con este poliédrico punto de vista narrativo es homenajear al personaje desde su nacimiento y rindiendo tributo a todas su vertientes, la pop, la oscura, la social, la detectivesca, la naïf. Un trabajo hecho desde las entrañas con una profunda admiración por el personaje, con un uso de la iconografía del universo creado por Bob Kane y el metalenguaje digno de literatos como Charles Dickens o Jorge Luis Borges. Si a todo esto le sumas el impresionante dibujo de Andy Kubert que emula con virtuosismo el trazo de casi todos los ilustradores que han entregado su talento a Batman, el resultado es el mejor cómic que se ha realizado jamás sobre el Caballero Oscuro, cuyas últimas páginas hacen que el verdadero aficionado suelte la lágrima inevitablemente. El mejor cómic de esta década sin lugar a dudas.


10 comentarios:

  1. Varios títulos apuntados, a ver cúal de ellos adquiero después de acabarme Watchmen.

    ResponderEliminar
  2. Pues si quieres sigue con algo Alan Moore que rara vez decepciona.

    ResponderEliminar
  3. Ya no sé si la estas mencionando como opción para ser lo siguiente que vas a leer de ese autor o como decepción por parte de Moore, pero a mí me parece una genialidad y la mejor opción para leer después de Watchmen.

    ResponderEliminar
  4. Cómo opción para leer te comentaba, me lo leí en su día y me pareció brillante, mejor que la película (como viene siendo habitual). Tengo encargados el vol 4 nº 1 de Masacre (no se cada cúanto irán publicando volúmenes de esta colección) y el vol 1 de La liga de los hombres extraordinarios que parece que va a ser el próximo de Moore.

    ResponderEliminar
  5. De Japon recomiendo One Piece. A primera vista parece el tipico manga con prota estupido que mas temprano que tarde terminar por aburrir. Pero nada mas lejos de la realidad. Eiichiro Oda es un narrador fabuloso, con un don para dotar de un carisma a prueba de bombas a todos sus personajes y creador de una historia que tras doce años de numeros semanales, en lugar de estar completamente agotada o caer en sinsetidos, esta en su mejor momento.
    One piece es pura magia. Una historia para adolescentes donde nunca muere nadie y todo resulta tremendamente epico. Un mundo donde no se sabe donde esta el bien ni el mal. Los dirigentes son corruptos y esclavistas, los piratas no son heramanas de la caridad precisamente, y los protas tienen unas historias personales de quitarse el sombrero (sobretodo las chicas)
    En fin, una obra de arte.

    ResponderEliminar
  6. secundo al que dice que One Piece es lo puto mejor. Es más, si me tuviese que llevar algo a una isla desierta, no sería ni un ordenador, ninguna película, ni ninguna serie de TV, ni ningún libro... me llevaría One Piece

    ResponderEliminar
  7. One Piece he visto el anime, no tenía mala pinta pero su extensión me hecho para atrás.

    ResponderEliminar