viernes, 17 de julio de 2009

Metallica, concierto en Madrid, 13 de Julio 2009


Grupo: Metallica
Teloneros: Mastodon y Lamb of God
Localización: Palacio de los Deportes, Madrid
Día: 13 de Julio de 2009

Ahí los tenéis en la foto, pintando canas y con crecientes barrigas, no son los que eran, lejos quedan aquellos chavales de San Francisco que llegaron a lo más alto del metal, que perdieron a un compañero por el camino (inolvidable Cliff Burton) y que se comieron el mundo aunando calidad y comercialidad con esa obra maestra llamada Black Album. Incluso se me antojan alejados en el tiempo los polémicos Load y Reload, discos que me descubrieron la banda y que sin saberlo en aquel momento, dieron pie a forjar una amistad que perdura hasta hoy, es más, tal individuo estuvo conmigo el Lunes en Madrid viendo a estos veteranos ídolos (desde hace 5 años no sé lo que es ir a un concierto de rock sin él), pero esto ya es mi vida privada y no os interesa, en este santo blog sólo hablo de mis horas de ocio.



La primera vez que ví a Metallica fue hace 6 años, también en la capital, en el estadio de la Peineta, cuando presentaron aquella cosa horrible llamada St Anger, poco me importaba que el último disco de la banda fuera una mierda, verlos tocar en directo aunque sólo fuera una vez, era un sueño por cumplir, allí estaba yo, aquel 22 de Junio de 2003, en primera fila, jugándome el tipo, pero disfrutando como un cabrón y por primera vez en vivo, de la música que me había acompañado en mi adolescencia.





Han tenido que pasar 6 años para volver a verlos, esta vez en buena compañía y con un discazo (el mejor desde el Black Album) debajo del brazo. Abrieron las puertas sobre las 18:30, poco después empezaron los primeros teloneros, esos enormes músicos llamados Mastodon, que son virtuosos con los instrumentos, pero parcos y realmente insípidos encima del escenario (una vez y de pasada se dirigieron al respetable), aunque tocaron temazos como Blood & Thunder, Iron Tusk o Mother Puncher. Lamb of God, esos tipos que son una mezcla entre Fear Factory y Pantera, sí se subieron con más ganas, tampoco es que se comieran el escenario, pero iban más animados que los georgianos, no los conozco mucho pero reconocí temas como Redneck o Walk With me in Hell, si mal no recuerdo.



Con media hora de retraso los Cuatro Jinetes comenzaron y ya todo importaba una mierda. El inevitable escalofrío por la espalda al sonar entre la oscuridad la maravillosa Ectasy of Gold del maestro Morricone (que abre todos los conciertos de la banda) da la señal de salida de una noche que pasará a ser inolvidable. Entre un desfile de temas nuevos como el ya clásico The Day That Never Comes (qué maravillosa letra la de este corte), All Nightmare Long o Broken Beat & Scarred y clásicos como For Whom the Bell Tolls, Enter Sandman o esa obra de arte en forma de himno antibelicista llamada One, que tuvo una magnífica introducción en la actuación, hubo sitio para las sorpresas, la más agradable, Turn the Page, con ella volví al año 1998, cuando los descubrí como grupo musical, cuando me escapaba del instituto para ir al centro comercial a escucharla incontables veces, cuando intercambiaba cintas de cassete sobre la banda en clase, cuando me dejaba la vista en los 40 Principales para grabar el (por aquel entonces polémico) videoclip, cuando descubría la madurez y la música que marcaría mi vida.





En ese momento no importa si los ves cansados, viejos, si se les escapa alguna nota, no te paras a pensar en que es una verdadera pena que Jason Newsted ya no esté con ellos, sólo te centras en que puede ser la última vez que los veas delante tuyo, que sus canciones han estado contigo en las penas y en las alegrías, que los defendías a capa y espada cuando los tildaban de vendidos, de comerciales, que sufriste una enorme decepción cuando la cagaron con ese St Anger que tardó siglos en aparecer, te dejas llevar por la nostalgia, los buenos momentos, y la felicidad de saber que siguen en la carretera, al pie del cañón y aunque haces coñas sobre como tiene Hetfield la voz o como Ulrich acaba destrozado después de meterle tralla durante todo el concierto al doble bombo, en lo más profundo de tu ser rezas para que los puedas ver una vez más en directo y para que nunca se retiren y nos sigan regalando noches inolvidables como esta.



Casi 30 años después ahí siguen, sí, todos sabemos que lo hacen porque son una jodida máquina de hacer dinero, quieren seguir viviendo en el lujo y que sus hijos también puedan hacerlo, pero eso a los fans en verdad nos importa una mierda, si siguen rodando por las carreteras, haciendo giras, sacando discos como el último, por mí que lo hagan por muchos años, yo estaré en primera fila apoyándolos, haciendo coñas por fuera sobre como chochean por la edad, pero disfrutando por dentro como un crío que los va a ver por primera vez, ¿lo demás?, nada más importa.





1. That Was Just Your Life
2. The End Of The Line
3. For Whom The Bell Tolls
4. Holier Than Thou
5. One
6. Broken, Beat And Scarred
7. Cyanide
8. Sad But True
9. Turn The Page
10. All Nightmare Long
11. The Day That Never Comes
12. Master Of Puppets
13. Battery
14. Nothing Else Matters
15. Enter Sandman
16. Blitzkrieg
17. Motorbreath
18. Seek & Destroy

4 comentarios:

  1. Aunque en mi clase se me conozca como "el jevi" en realidad solo he ido a un concierto de este género de música, fue este año con los Kreator, y decir solo que tanto jevi, tanto pincho y tanto cinturón de balas me intimidó mucho. En todo caso me alegro de que lo pasaras bien.

    Y mirate más profundamente a Lamb Of God, si no sabes por qué disco empezar te recomiendo el Sacrament, un señor discazo.

    ResponderEliminar
  2. La primera vez en un concierto Heavy siempre impresiona, yo llevaba 5 años escuchando este estilo de música cuando asistí a mi primer concierto que fue en 1999 con Iron Maiden y Megadeth y me quedé bastante sorprendido con lo que vi allí, también es cierto que para ser tu primera vez con Heavy en directo Kreator es una elección un tanto burra, je, je, je.

    Lo que sí es cierto es que yo he ido a cientos de conciertos, he visto a bandas burras como Impaled Nazarene o Hipocrisy, a clásicos como Metallica, Megadeth, Iron Maiden o Testament y nunca, jamás, he tenido, ni he visto un incidente realcionado con violencia en un concierto de rock, es más la vez que peor lo he pasado en mi vida en una actuación en vivo, por la gran cantidad de borrachos y gente colocada que no paraba de dar por culo, fue en uno del gran Joaquín Sabina, con eso te lo digo todo.

    ResponderEliminar
  3. Se nota muy sentita tu crónica. La verdad es que tras una fase de brutal apatía hacia Metallica, ahora sí que me volvería poder verlos en directo. Por cierto, en Barcelona empezaron con "Fight fire with fire", vale, pero si había una manera, y sólo una, de ver empezar un concierto de la gira "Death magnetic", era sin duda con "That was just your life", un temazo acojonante que para mí ya es de lo mejor que han hecho en su vida. Genial también que tocaran esa puta pasada que es "All nightmare long" (aunque lo de la intro grabada es un poco cutre).

    Por quejarme, "Beat, broken and scarred" no es que me encante, y "Sad but true" me cansó hace ya demasiado tiempo. Y quitaría las dos versiones y que tocaran... no sé, "For whom the bell tolls", o si querían hacer algo de su época más noventera, pues "Ain't my bitch" es muy buena.

    Bueno, da igual. Seguro que estuvo brutal, he escuchado el bootleg oficial del de Barcelona y suenan que matan.

    Saludos.

    Matu.

    ResponderEliminar
  4. Ahora que mencionas That Was Just Your Life, el inicio del concierto fue acojonante porque, tras sonar la de Morricone, la interpretaron a oscuras, sólo con los lásers de la iluminación, cuando tocaron la última nota del tema se encendierion todas las luces del pabellón de deportes y aquello se vino arriba, vamos, inolvidable.

    ResponderEliminar