viernes, 24 de julio de 2009

Marvel Cómics (II)


Astonishing X-Men: Peligroso
Guión: Joss Whedon
Dibujo: John Cassaday

Segundo tomo de la etapa de Joss Whedon y John Cassaday en la franquicia mutante, el nivel sigue siendo altísimo, pero baja ligeramente en comparación con la calidad de la primera entrega.

Whedon consigue el mismo logro que Joe Kelly en la primera etapa de la serie regular de Mascacre, narra una historia sólida desde un punto de partida absolutamente estúpido. Porque si en el primer arco argumental de la colección, El Don, lo de la cura para el gen mutante era una idea genial, lo de que en esta segunda tanda de episodios la Habitación del Peligro de la Mansión X cobre vida por medio de la Inteligencia Artificical y se revele contra la Patrulla X me parece un gilipollez, por mucho homenaje a La Dimensión Desconocida que quiera ser. Pero claro, el director de Serenity es un soberbio narrador y Cassaday un Storyteller inconmensurable, lo mejor de esta Peligroso: el desarrollo de personajes, los diálogos que me obligaron en ocasiones a parar la lectura por la risa (lo de la voz en off durante el combate de Kitty y Coloso pensando en cosas trascendentales y la de Logan acordándose de cuanto le gusta la cerveza es un momento Whedon 100%) y las escenas de batallas, atentos al homenaje a los Los 4 Fantásticos.

Otro gran tomo, no tan soberbio como el anterior pero más o menos a su altura y su cliffhanger deja entrever que lo mejor está por llegar.



Lobezno: Origen
Guión: Paul Jenkins, Joe Quesada y Bill Jemas
Dibujo: Andy Kubert

Poco me esperaba de este recopilatorio de la biblioteca de Best of Marvel Essential que me regalaron mis amigos hace tiempo y una grata sorpresa es lo que me llevé. Bien narrado a seis manos (ninguno de los tres argumentistas son unos mindundis) y maravillosamente dibujado por un Andy Kubert que gracias al portentoso entintando digital de Richard Isanove consigue uno de sus mejores trabajos para la Casa de Ideas

El título del tomo nos lo deja claro, en estos seis capítulos se narra la génesis inédita del personaje, desde su infancia hasta poco antes de su servicio en el ejército canadiense y su ingreso en el proyecto Arma X. Desde el inicio (con influencias, aunque parezca extraño, de Lo que el Viento Se Llevó y los melodramas de Douglas Sirk) hay varios giros de guión soberbios que es conveniente no menciar aquí, toda la narración es hasta su mitad un juego de espejos genial que despista al espectador con unos personajes que aparentan ser lo que realmente no son. Pasado el ecuador la historia se torna aún mas trágica mostrándonos lo dura que fue la vida del futuro Hombre X de las garras de adamantium.

Un recopilatorio imprescindible para los seguidores del universo mutante en general y los aficionados a el carismático Lobezno en particular. Lo fácil que hubiera sido ceñirse a esta maravilla en viñetas y no hacer esa barbaridad sonrojante llamada X-Men Orígenes: Lobezno.


Gracias a obras como estas voy recuperando la fe en algunos productos de Marvel y en breve voy a intentar hacerme con los tomos de esos polémicos Nuevos X-Men de Grant Morrison, a ver qué tal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada